martes 1/12/20

Escrivá anuncia la construcción de carpas para dar solución a una crisis migratoria

La crisis de Arguineguín se le complica y mucho al Gobierno, y ya ha provocado que PSOE y Unidas Podemos hayan mostrado diferencias en torno a este asunto. Mientras, muchos inmigrantes siguen agolpados en el dique canario a la espera de algún tipo de respuesta efectiva por las autoridades españolas, que se han visto superadas ante la llegada masiva de inmigrantes, informa Julen Sobejano en cope.es

Las ONG y voluntarios sobre el terreno han denunciado que los inmigrantes viven en medio de condiciones insalubres. Durante las principales horas del día están bajo el sol abrasador de Canarias y durante la noche, duermen en el suelo hacinados con tan solo dos mantas para cubrirse, una para el suelo y otra para taparse. Además, los efectivos policiales que están sobre el terreno les separan a través de cintas de plástico y conos, y los inmigrantes comparten una ducha entre más de 100 personas.

Ante la escalada de críticas hacia el ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, así como del Ministerio del Interior, Fernando Grande Marlaska, el Gobierno ha decidido ponerse manos a la obra. Y de qué forma.

Escrivá estará esta semana en Canarias para abordar la situación migratoria en las islas

Para comenzar esta semana muchos de los inmigrantes que estaban en el puerto de Arguineguín han sido trasladados a Barranco Seco. En concreto, al Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) habilitado por el Ejército en las afueras de Las Palmas de Gran Canaria, dotado de tiendas de campaña con literas.

Al comienzo fueron 200. Después 400. Y ya no se sabe cuántos son. La descoordinación entre las administraciones y ministerios ha hecho que sean ellos, los más indefensos, quienes estén pagando los platos rotos. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se ha referido a este centro como "a los campamentos de Lesbos" en las últimas horas, y lo cierto es que cada vez estos centros se están pareciendo más a aquellos campamentos que nos parecían lejanos y que tantas vidas humanas ha dejado.

Como solución a este caos, José Luis Escrivá se ha trasladado este viernes hasta Gran Canarias, y ha anunciado una serie de medidas que vuelven a evidenciar que esta crisis ha superado a PSOE y Unidas Podemos, que en las últimas jornadas se han cruzado graves acusaciones para quitarse ellos la responsabilidad.

Construcción de campamentos

Desde el archipiélago Escrivá ha anunciado que el Gobierno habilitará, en el menor espacio posible, 7 000 plazas de acogida estables para los inmigrantes que no tengan papeles. La mayoría, dicen las autoridades y el personal sanitario que está presente Arguineguín, son jóvenes barones que llegan sin nada entre sus manos. No en vano, ha matizado el ministro, hasta que esa "realidad" no sea efectiva la solución que ha propuesto el ministro es montar campamentos de emergencia compuestos por diversas carpas con capacidad para 5 900 personas.

Una medida sin duda controvertida, y que ha llegado después de que Marlaska y Escrivá hayan rechazado la posibilidad de que estas personas sean repartidas por toda la península, tal y como pedían las autoridades insulares y que algunas comunidades ya habían anunciado su intención de aceptarla.

Escrivá estará esta semana en Canarias para abordar la situación migratoria en las islas

Con la puesta en marcha de esta medida, ha explicado el ministro, lo que buscan es "reconducir la crisis migratoria" que vive Canarias en el último año, donde desde el comienzo de 2020 han llegado a las islas 18 300 personas, la gran mayoría a Gran Canaria. En paralelo a esta medida, el Ministerio de Escrivá va a poner en marcha obras para habilitar cuarteles cedidos por Defensa y consolidar una red fija de acogida en el archipiélago.

Un plan de dos fases

El ministro ha explicado ante el presidente canario, Ángel Victor Torres y la secretaría de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, el plan de actuación que va a constar de dos fases. Por territorios, en Gran Canaria El Colegio León va a contar con 300, si bien estas se extenderán hasta 400 en el interior. El cuartel militar Canarias 50 va a estar disponible a partir de diciembre y va a contar con 650 plazas provisionales. Más adelante, contará con 1 150 plazas en módulos prefabricados.

Tenerife cuenta con el cuartel de Las Canteras, que tiene la capacidad para dar cobijo a 1 800 personas repartidos en 10 edificios. En Las Raíces, el Rosario, va a contar con 1 500 plazas y en Fuerteventura el acuartelamiento de Matorral va a contar con 700 plazas. De esta forma, Gran Canaria va a contar con 1 950 plazas, Tenerife con 3 250 y Fuerteventura con 700. A estas hay que sumarle las 1 100 plazas en centros que dependen del ministerio que ya están en uso.

Un Gobierno dividido y fuera de críticas

El Gobierno de canarias ha criticado y mucho la acción de Gobierno en torno a este asunto. No es de menos. Aun así, Marlaska ha evitado hacer críticas a su gestión y ha querido escudarse en que la respuesta a la política migratoria debe ser una cuestión a nivel europeo. "La política migratoria es una cuestión del conjunto de la Unión Europea, no solo española. Esto hay que ponerlo en valor", ha dicho desde Marruecos, donde se ha reunido con su homólogo por séptima vez en dos años.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska se ha reunido en Rabat con su homólogo marroquí

Sin embargo, las distintas sensibilidades que tiene el Ejecutivo de Sánchez e Iglesias ha vuelto a escenificarse con esta nueva crisis. El último episodio este mismo viernes, donde la diputada Ione Belarra ha respondido a Margarita Robles vía Twitter.

Mientras, las personas que siguen estando en Arguineguín siguen a la espera de una respuesta efectiva. En estos momentos hay 1 300 personas, pero en ella han llegado a estar 2 300. El descenso en gran parte se debe a que en las últimas horas no han llegado nuevos cayucos hasta las islas.

Escrivá anuncia la construcción de carpas para dar solución a una crisis migratoria
Comentarios