jueves. 18.08.2022
La portavoz del Grupo Mixto, Vidina Espino, con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres.
La portavoz del Grupo Mixto, Vidina Espino, con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres.

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento, Vidina Espino, no entiende que el Gobierno de Canarias siga mirando atrás cuando la realidad está en el presente. Por eso, y ante los datos revelados ayer por Cáritas y la Fundación Foessa en su último informe, la diputada ha acuciado a los partidos que conforman el Pacto a mirar a su alrededor que es donde están las 630.000 personas que, actualmente en las Islas, se encuentran en situación de exclusión. “Son cientos de miles de familias que necesitan que gestionen con políticas reales y urgentes”. 

Desde hace meses, Espino ha venido denunciando que la crisis sanitaria derivada de la pandemia ha agudizado todavía más la desigualdad entre la población y que las grandes damnificadas vuelven a ser las personas más frágiles y desfavorecidas, “a quienes siguen sin llegar las respuestas del escudo social de un gobierno que no se cansa de decir que no va a dejar a nadie atrás pero que, hasta hoy, es lo único que hace”. 

Como ya hiciera en otro informe anterior, Caritas Española ha vuelto a insistir en la necesidad de mejorar los canales de acceso y la cobertura del Ingreso Mínimo Vital ya que argumenta que sería un notable avance social para corregir el desequilibrio de la protección. La diputada ha recordado que, en el caso de Canarias, “ha sido un verdadero fracaso social porque hasta ahora solo el 15% de las personas en situación de pobreza severa percibe esta ayuda”. Además, ha recriminado al Gobierno que haya tardado más de un año en poner en marcha la renta ciudadana, un tiempo en el que ha dejado abandonadas a miles de familias. 

Un aspecto que debería haber encendido todas las alarmas pero que parece que tampoco preocupa al Gobierno de Canarias es la salud mental, una de las grandes revelaciones de esta crisis y sobre la que este informe ha puesto el acento: Sufrir algún trastorno o enfermedad de salud mental, se ha multiplicado por cuatro y ya alcanza al 19% de la población canaria (más de 400.000 personas). La portavoz ha exigido una acción inmediata en este asunto y ha recordado que a fecha 1 de febrero, el Servicio Canario de la Salud contaba solo con 107 psicólogos para una población de más de dos millones de personas. Son datos ofrecidos por la propia Consejería de Sanidad. 

Sin plan ni estrategia

Espino califica como “grave” que el Gobierno de Canarias siga sin tener un plan ni una estrategia para abordar la situación dramática de la pobreza en Canarias que una vez más tiene rostro de mujer. La brecha se ha incrementado y, según recoge este informe, “el 28% de los hogares cuya persona sustentadora principal es una mujer se encuentra en situación de exclusión frente al 22% donde la figura sustentadora es un hombre”. 

Otro dato que debería despertar el letargo en el que está sumido este gobierno es la brecha digital, un nuevo factor de exclusión derivado de la pandemia y que afecta al 30% de los hogares canarios y, en mayor medida a los hogares en exclusión severa, donde el 44% de estos no tienen acceso al mundo digital. “Eso significa que no tienen acceso a conocer las ayudas a las que podrían tener acceso y mucho menos gestionarlas”, ha lamentado la portavoz que ha pedido al Gobierno que ponga los medios necesarios para que todas las personas puedan hacer frente a esa brecha digital. 

En cuanto a los jóvenes entre 19 y 29 años, el 33% sufre los procesos de exclusión social, lo que les impide dibujar proyectos de vida, según consta en el informe.  Ante esta realidad, Vidina Espino ha insistido en reclamar al Gobierno que, de una vez por todas, “se olvide del pasado y mire de frente al presente para generar un futuro con igualdad de oportunidades sociales y económicas”. 

Espino recuerda al Gobierno que hay 630.000 personas en situación de pobreza
Comentarios