martes 26/10/21
GABRIEL MATO, EURODIPUTADO DEL PARTIDO POPULAR

“Lo malo no es lo que ya ha pasado en La Palma, que es muy malo, es lo que va a venir”

gabriel mato 2
gabriel mato 2

“Por mucho dinero que le den a la gente de La Palma, no van a poder recuperar sus casas”

 “Hay quien dice que es algo fenomenal y que puede ser un atractivo pero más allá de ese disparate, hay que pensar en el daño”

“Pablo Casado no vino a hacerse una foto sino a decir que estaba con nosotros como jefe de la oposición”

El eurodiputado del Partido Popular (PP) Gabriel Mato participó este jueves desde su casa en Santa Cruz de La Palma en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope para explicar de primera mano cómo están viviendo los vecinos de la Isla Bonita la erupción del volcán y el desastre económico y social que va a suponer para ellos porque, a pesar de que puedan llegar ayudas económicas, muchos no van a poder recuperar sus casas ni sus recuerdos.  Cree que ahora no es momento de hacer críticas a la gestión del Gobierno sino de ponerse a su lado, como hizo este miércoles el presidente de su partido, Pablo Casado. Asegura que la Unión Europea va a ser solidaria con la ayuda económica que se va a necesitar para la reconstrucción de la isla pero reconoce que no es fácil gestionar los fondos y que llevará su tiempo.

- ¿Cómo está la situación en su isla?

- Mal. Las noticias son preocupantes porque el volcán sigue echando mucha lava, va muy lenta y por lo tanto, no se sabe si se pueden abrir más bocas. La cosa está complicada porque vemos que sigue arrasando casas y que la gente sigue sufriendo. Eso es lo peor de todo.

- Está claro que ni el presidente del Gobierno de Canarias ni la ministra de Turismo estuvieron muy acertados en sus declaraciones en los primeros momentos. ¿Es normal que no hubiera un plan de reubicación desde que se supo lo que iba a pasar?

- Es que se dicen cosas que uno no entiende mucho. Yo creo que el plan estaba y ha funcionado bastante bien y la prueba de ello es que no ha habido ni un solo herido. No hay que pasar eso por alto. Cuando se dice que hay que reubicar a la gente, hay que saber cómo es La Palma, que no tiene miles de apartamentos ni de camas hoteleras para poder hacerlo. Se ha hecho una planificación bien hecha y lo que pasa es que las cosas no son tan previsibles con el volcán. Hay que recordar que el domingo por la mañana estaban reunidos en la comisión que está gestionando este tema y la previsión era que iba a tardar dos o tres días en explotar y a las tres horas estaba explotando. Hay que ser sensato en las declaraciones y ahora tenemos que centrarnos en paliar los daños a los que ya los han sufrido y segundo, ver cómo empiezan las labores de reconstrucción.

- ¿Se puede hacer una estimación de cuánta gente se va a quedar en la calle?

No lo sé. Ojalá pudiera decir que inmediatamente va a estar todo el mundo reubicado. Es verdad que sí se está haciendo. Hay gente que se ha ido con familiares; otros se fueron al cuartel y ahora les están ubicando en el hotel de Fuencaliente. No sé cómo se va a hacer pero hay que pensar que hay mucha gente que lo ha perdido todo; que ha perdido sus casas y por mucho que les den dinero, no van a volver a tenerlas. Por eso, hay que tener la tranquilidad de analizarlo todo. Lo malo no es lo que ya ha pasado, que es muy malo, es lo que va a venir. Los expertos dicen que hay mucho azufre y que eso podía significar que esto vaya a durar bastante en el tiempo así que no sabemos el daño que puede seguir haciendo.

- ¿Siguen pasando miedo?

- Ahora todo son temores. Yo llevo toda la vida en La Palma y uno no tenía la percepción de que algo así pudiera pasar, no es algo que se piensa en el día a día y resulta que ha pasado, con lo cual, ahora todo es temor. Es una desolación general, con un paisaje dantesco, en el que hay casas que de repente desaparecen bajo las coladas de lava. No se puede narrar. Hay quien dice que es algo fenomenal y que puede ser un atractivo pero más allá de ese disparate, hay que pensar en el daño.

- Como eurodiputado, pidió inmediatamente ayuda a la Unión Europea. ¿Cuál ha sido la respuesta?

- Muy buena. Esto sucedió el domingo a las tres y el lunes por la tarde yo ya estaba reunido con el vicepresidente de la Comisión Europea planteándole la necesidad de que hubiera ayuda de la Unión Europea y dos horas después me puse en contacto con la presidenta de la Unión Europea. Me satisfizo en dos temas, primero porque la vi absolutamente empática con el dolor de los palmeros y en segundo lugar, porque con el tema de la reconstrucción y las ayudas, me dijo que tuviera muy claro que la Unión Europea no iba a fallar y que íbamos a tener ayudas y estoy convencido de que va a ser verdad. Es cierto que es complicado y que hay gente que enseguida saca el tema del fondo de solidaridad pero es muy complejo ponerlo en marcha. Hay que ser estado miembro, hay que cuantificar los daños y cumplir una serie de requisitos pero que se van a cumplir. No solo está el fondo de solidaridad; hay un fondo de reserva del sector agrario, que hay que utilizar porque los daños a los cultivos y a las fincas han sido tremendos, a las infraestructuras, al regadío… Hay que intentar utilizar todos los fondos posibles para agilizarlo todo lo que se pueda. En eso tenemos que estar de acuerdo todas las administraciones y hay que procurar ir obteniendo fondos de la manera más rápida posible. Insisto en que esto no ha acabado y no sabemos cuándo va a acabar ni qué daño se va a seguir haciendo. Cuantificar ahora mismo los daños es muy difícil.

- Este jueves van a estar allí los Reyes. Regresa Pedro Sánchez y ayer estuvo Pablo Casado. En esta ocasión, el presidente del Partido Popular no quiso hacer mucha crítica sino ponerse de lado del Gobierno…

- Pablo Casado hizo lo que se espera de un dirigente serio. Este no es el momento de criticar al Gobierno sino de que todos estemos en la misma línea porque otra cosa no sería entendida por los propios palmeros y tampoco nos lo perdonarían. Yo creo que se han hecho las cosas bien pero si no fuera así, es el momento de seguir trabajando; no es momento de reproches y Pablo Casado dio una lección. No vino a hacerse una foto sino a decir que estaba con nosotros como jefe de la oposición.

- No es lo mismo verlo por la tarde que vivirlo…

- Sin duda alguna. Yo ahora estoy en Santa Cruz de La Palma y es increíble la cantidad de ceniza que hay. El viento está viniendo hacia el este y está llenando de ceniza las casas.

“Lo malo no es lo que ya ha pasado en La Palma, que es muy malo, es lo que va a venir”
Comentarios