miércoles. 30.11.2022
ENTREVISTA A MARTÍN CANO, EL JOVEN PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN

El momento más dulce de la lucha canaria en Fuerteventura

La lucha canaria majorera vive su mejor momento. Los seis equipos de Fuerteventura compiten en Primera Categoría, ganando los últimos cuatro campeonatos de Canarias. Las selecciones insulares de categorías de base, incluida la lucha femenina, están en la brega por los primeros puestos de Canarias, y ha despegado la red de escuelas. Todo es gracias a que la afición, los clubes y la Federación, reman en el mismo sentido, defiende el joven presidente insular, Martín Cano 

CL Maxorata celebra el Campeonato de Canarias este año, en una imagen de la Federación Canaria.
CL Maxorata celebra el Campeonato de Canarias este año, en una imagen de la Federación Canaria.

La lucha canaria majorera vive un momento dulce. Los seis equipos de Fuerteventura compiten en Primera Categoría, las selecciones insulares de categorías de base, incluida la lucha femenina, están en la brega por los primeros puestos de Canarias, y ha despegado la red de escuelas que en su primera concentración, contó con 130 niños y niñas.

Al frente de la Federación Insular se encuentra un joven de Tuineje apasionado del deporte vernáculo, con solo 33 años. Sobrino de luchadores legendarios como Pedro y Antonio Cano, y admirador otro gran luchador, su padre, Martín Cano. A Martín Cano de Hernández le corre la lucha por la sangre. En su entrevista de este lunes en Cope Fuerteventura, repasó la situación de la lucha canaria en la isla, asegurando que para mí, "tenemos la mejor liga de Canarias ahora mismo".

Aunque ya está retirado por motivos de trabajo, como luchador vivió el resurgir de la lucha majorera. "Pasamos una época un poco gris durante bastantes años, donde solo estábamos en tercera, segunda, no terminábamos de arrancar". Pero hace unos años, relata, el Club de Lucha Maxorata apostó por un equipo de Primera. "Algunos decían que eso era una locura, y que eso no era rentable aquí en Fuerteventura. Pues bueno, el Maxorata en ese año se arriesgó".

Martín Cano Hernández, presidente de la Federación de Lucha Canaria de Fuerteventura.
Martín Cano Hernández, presidente de la Federación de Lucha Canaria de Fuerteventura.

De ese conjunto recuerda que comenzaron en Segunda Categoría. "Yo era yo precisamente el destacado del equipo de Segunda, junto con mi compañero Francis Padilla, que era el destacado C, y Tino Rodríguez, el otro destacado. Y a ellos se unía Efraín Pereira, que era el puntal B regional". "Lo ganamos todo en Segunda, en la liga insular", dice orgulloso. Participaron en la Copa de Gran Canaria, en Primera Categoría, y también la ganaron en 2014. "Fue muy bonito".

Esa fue la semilla que, en su opinión, fue tirando del resto de equipos. "Fue el resurgir, por llamarlo de alguna manera, para que los otros el resto de los equipos se sumaran". Y así fue. "Los otros equipos se fueron arriesgando un poquito y mira, de tener un equipo de Primera, ahora somos seis equipos. Y para mí, los seis son los mejores equipos de Canarias, con puntales A, puntales B, puntales C. Creo que tenemos la mejor liga de Canarias, los mejores presidentes de Canarias, y los mejores luchadores de Canarias".

El CL Maxorata que hace una década inició el despegue de la lucha canaria majorera.
El CL Maxorata que hace una década inició el despegue de la lucha canaria majorera.

Los hechos secundan esta afirmación, porque en los últimos cuatro años, han sido equipos majoreros los que han ganado el Campeonato de Canarias. Primero el Unión Antigua, luego dos veces el Saladar de Jandía, y esta última temporada, el Maxorata. Los seis equipos majoreros están en Primera Categoría. Estos tres, y también el Unión Norte de Lajares, Tetir y El Rosario.

Saladar de Jandía, campeón de Canarias en 2020 y 2021.
Saladar de Jandía, campeón de Canarias en 2020 y 2021.

La situación se ha dado la vuelta. Porque si hace diez años, el Maxorata tenía que salir fuera para poder competir, ahora por ejemplo en Gran Canaria, "por desgracia para la lucha, no cuentan ya con equipos de primera".

Aunque también reconoce Martín Cano que Fuerteventura no tiene todavía grandes puntales, como los fueran sus tíos, el fallecido José Viera el "Faro de Jandía", Rafael Rodríguez el Pollo de Las Parcelas"..., y otros tantos grandes luchadores majoreros. "Tenemos poquitos puntales, sí es verdad", como por ejemplo José Manuel de León. Pero añade que "de eso se trata ahora, de trabajar y potenciar la base para que dentro de cinco, seis, o diez años, poder decir que aparte de la mejor liga de Canarias, los puntales son también de la isla de Fuerteventura".

Apostar por el futuro comenzando por la base

"Ojalá que todos estos futuros puntales vayan saliendo de infantiles, cadetes, juveniles, para que dentro de tres, cuatro años, hagan el relevo generacional". Y el trabajo está iniciado, como ilustran los resultados. En el último Torneo Teya Ramos de Selecciones Femeninas, que se organizó por primera vez a nivel de base, "conseguimos un subcampeonato, donde nadie contaba con nosotros. La gente se acercaba a felicitarnos. También me felicitaron con los cadetes en el Torneo Alfredo Martín "El Palmero", y en el Pancho Gamurria de juveniles. Lo hicieron de manera brillante, consiguiendo dos subcampeonatos".

Como presidente de la Federación de Fuerteventura, "he ido con ellos. Y a todos nos gusta ganar, está claro. Pero yo me voy más contento si más que ganando, sacamos de aquí una familia. Que los chicos queden entre ellos después de entrenar. Y si después son capaces los niños de traerse un campeonato, pues mira, fenomenal".

Igualmente, los seis equipos de lucha majoreros tienen escuelas de base, añadiendo al club de El Matorral. "Las escuelitas funcionan, van entrenando todas las semanas, y cada quince días hacemos una concentración en el Terrero de Antigua, los sábados por la mañana. Van todos los niños y se hacen diversas luchas entre ellos para que tengan esa motivación. Y después, a medida que vayan pasando los meses, queremos hacer unos torneos".

Primera concentración de las escuelas de lucha canaria de 2022.
Primera concentración de las escuelas de lucha canaria de 2022.

Ni él mismo se esperaba el buen funcionamiento de las escuelas en la primera concentración. "Queríamos ser optimistas y dijimos, bueno, vamos a ver si llegamos a cien niños. Para nuestra alegría y satisfacción, no solo de la Federación, sino de todos los monitores, al final se metieron allí casi cerca de ciento treinta niños".

Afición, clubes y Federación, remando en el mismo sentido

Para llegar a la situación de salud de la lucha canaria en Fuerteventura, el joven presidente traslada palabras de agradecimiento a todo el mundillo. "Es un trabajo de todos. De los equipos, sus presidentes y directivas, y nuestro granito de arena por parte de la Federación. Pero sobre todo la gente. La gente que está acudiendo a los campos, está animada. Tiene ganas de ver lucha. Sobre todo a los luchadores. Que al final los luchadores son los que ofrecen ese espectáculo y son los que llaman cada fin de semana a ir a los terreros".

Aunque en la época dorada de la lucha canaria de las décadas pasadas, los grandes puntales cobraban mucho dinero, Martín Cano explica que este sigue siendo un deporte amateur. A día de hoy los únicos sueldos son para los monitores de las escuelas, arbitrajes, y algún administrativo en los clubes y la federación.

Unión Antigua, campeón de Canarias en 2019.
Unión Antigua, campeón de Canarias en 2019.

"Nadie cobra nada en toda Fuerteventura, no". Tampoco las directivas. "No estamos aquí por dinero", sino por amor a la lucha, y para "intentar hacer un buen trabajo en nuestro tiempo libre". Martín Cano llego a esta directiva por una situación casual, cuando el anterior presidente, Jonathan Gil, tuvo que dejar el cargo por incompatibilidad, tras ser elegido como consejero en el Cabildo en 2019. Se nombró una gestora con el joven directivo como presidente, y luego fue refrendado en las elecciones.

"La gente de la lucha dice que estamos haciendo un buen trabajo. Uno se siente respaldado, y por eso sigue. Eso es lo importante, que haya gente que quiera trabajar por la lucha canaria, que quieran presentar nuevos proyectos, que quieran trabajar por las escuelas, por la base, por la liga de sénior, y por la liga femenina. Eso sería lo bonito". Y tiene también palabras para los clubes, "cuyo trabajo es tremendo. Presidentes, directivos, tesoreros, vocales, secretarios. La unión de las directivas hace que todos esos equipos funcionen".

El presidente de la Federación concluye animando al público a acercarse a los terreros, porque de ahí parte todo. La liga que acaba de comenzar "va a ser muy emocionante, porque no hay ninguna lucha clara que tú digas, bueno, pues hoy puede ganar este equipo, o puede ganar el otro. Hasta que no se enfrenten y no llegue la última garrada, habrá emoción hasta el final".

El momento más dulce de la lucha canaria en Fuerteventura
Comentarios