jueves 26/5/22

El Herbalife Gran Canaria tenía claro el objetivo antes de que el balón volara para arrancar el choque ante Casademont Zaragoza. Una victoria mantenía intactas las opciones de clasificarse para semifinales del equipo claretiano. Cook y Costello no conectaron en la primera acción del partido y el joven Pradilla mostraba credenciales capturando el rebote ofensivo en el otro aro para facilitar la canasta de Robin Benzing. Stan Okoye, titular en las filas amarillas, apretaba el gatillo en cuanto podía para clavar un triple, informa Cope Gran Canaria.

Demonte Harper, otro jugador que ante San Pablo Burgos estuvo gris, anotaba también su primer lanzamiento exterior (6-8, minuto 3) para responder al buen inicio del conjunto rojillo, sin presión alguna tras caer en los tres primeros partidos. La superioridad física del equipo claretiano era notable, pero Casademont Zaragoza no se amilanaba. Pradilla hacía daño y con dos canastas consecutivas (10-10, minuto 5) igualaba el choque llegados al ecuador del primer acto. El maño, nacido en 2001, era el total protagonista de los compases iniciales con 6 puntos y 3 rebotes para los suyos. Katsikaris lo paraba y Casademont Zaragoza aprovechaba el tiempo muerto para volver a saltar al parqué con una gran actividad defensiva. Okoye, inspirado, convertía su segundo triple de la tarde para dar una inmejorable réplica a la defensa zaragozana. El ‘Granca’ atacaba con fluidez y lograba detener el talento ofensivo del rival. El tercer triple de Okoye (12-20, minuto 8) disparaba en el luminoso a los isleños antes de que Dylan Ennis hiciera acto de presencia con siete puntos consecutivos: un triple y una acción de 3+1. Barra libre exterior a la que se sumó Demonte Harper transformando su segundo tiro exterior. Entre el estadounidense y el nigeriano anotaron 19 de los 26 puntos amarillos en el acto inaugural. Fue Harper quien asistió sobre la bocina a Bourousis para que el griego, en su primer lanzamiento de la tarde, anotara desde más allá de 6,75. Tras los diez minutos iniciales, los claretianos iban por el buen camino (19-26).

herbalife

 

Los amarillos lograban aguantar la buena reacción de un Casademont Zaragoza que empezaba a encontrarse cómodo con el ritmo del encuentro. Hilnason hacía daño en acciones de continuación y los de Katsikaris intentaban buscar soluciones para parar al equipo maño. Era un continuo toma y daca entre ambos conjuntos en el que el Casademont Zaragoza parecía más cómodo pero no llegaba a tomar la delantera. Parte de la culpa la tuvo Beqa Burjanadze, autor de siete puntos casi consecutivos (36-40, minuto 18) que mantenía la renta grancanaria. Fisac lo paraba y, a continuación, Brussino empataba el choque con un 3+1, el segundo de la tarde para los rojillos. A minuto y medio del descanso, Harper tenía que ser sustituido con mareos y fatiga. En su lugar entraba Paulí, que en su primeros minutos de choque conectaba un triple. El alero sumó cinco puntos y un rebote en poco más de un minuto. El choque seguía desarrollándose con suma igualdad y al descanso la diferencia era tan solo de cuatro puntos (45-49).

Pese a los fallos de Hilnason en el tiro libre, Casademont Zaragoza siguió ampliando la ventaja en el arranque del último cuarto. La defensa impuesta por los maños maniataba a un Herbalife Gran Canaria sin ideas para superar la intensidad de los de Fisac. En ataque, el talento individual de hombres como Carlos Alocén florecía (75-66, minuto 32) para colocar la ventaja en casi la decena. Había tiempo, pero debía reaccionar el ‘Granca’ antes de que fuera demasiado tarde. Okoye, con tres tiros libres, y Burjanadze, con un triple, dieron oxígeno a los amarillos cuando más lo necesitaban. En el otro lado, Brussino llegaba a la veintena desde el tiro libre. El marcador llegó a un 76-74 que no varió durante más de dos minutos. Casademont Zaragoza desaprovechaba segundas y hasta terceras oportunidades mientras Herbalife Gran Canaria no conseguía sumar desde el exterior. Un intercambio rápido de canastas puso el 78-76 en el luminoso con 2:38 minutos para acabar. El acierto desde el perímetro no llegaba y los de Fisac sacaban rédito de dos ataques seguidos para ponerse con seis de ventaja. Pradilla, exuberante desde el salto inicial, capturaba un rebote ofensivo para anotar a tabla (82-76, minuto 39) y minar la moral amarilla.Cook, a poco más de un minuto del final, erraba dos tiros libres que precedían a un triple de Rodrigo San Miguel que resultó ser definitivo. Con 85-76 en el luminoso y 49,8 segundos por jugarse, Casademont Zaragoza rompió del todo las esperanzas de victoria de un Herbalife Gran Canaria que acabó sucumbiendo.

Tropiezo del Herbalife Gran Canaria
Comentarios