viernes 4/12/20
JUAN BERNARDO FUENTES, DIPUTADO NACIONAL DEL PSOE POR LA PROVINCIA DE LAS PALMAS

“Lo de Arguineguín me ha recordado a José Manuel Soria, que hacía exactamente lo mismo, pero les metía en un barco y los descargaba en Puerto del Rosario”

“Me consta que desde los ministerios de Interior y de Inmigración se están haciendo grandes esfuerzos”

“Lo que está pasando ahora en Arguineguín pasaba en Fuerteventura en la anterior crisis todos los días”

“Si en lugar de  haberse gastado 5 millones de euros en caterings en el Matorral cuando estaba vacío, se hubiese empleado en mantener la instalación en condiciones óptimas, hoy tendríamos un centro preparado”

Juan Bernardo Fuentes, diputado nacional del PSOE por la provincia de Las Palmas, reconoce la foto que estamos mandando internacionalmente en materia de inmigración ni es buena para Canarias ni lo es para España. Sin embargo, en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este jueves insistió en que desde el Gobierno de Pedro Sánchez se está trabajando para aportar soluciones. Explica que la situación vivida en el muelle de Arguineguín le recuerda  a la época de José Manuel Soria como alcalde de Las Palmas, de quien dice que utilizaba exactamente el mismo método, salvo que entonces, los inmigrantes hacían el trayecto en barco desde Gran Canaria con destino a Puerto del Rosario.

juan bernardo fuentes

- Hace unos días dijo en esta emisora Pedro Quevedo que le gustaría saber el nombre de los diputados, que no son él, de la provincia de Las Palmas. ¿Qué le dice?

- A parte de Ariagona González, a la que conocen bien, tenemos dos diputados más. Está Luc André Diouf Dioh y estoy yo. Somos cada uno de una isla y él nos conoce perfectamente hasta el punto de que en el último vuelo que hicimos coincidimos en el avión y no sólo en el mismo avión, sino en la misma fila.

- Se imaginará que se refería al tema de la inmigración y lo que ha pasado esta semana en Arguineguín. ¿Cómo lo ha visto usted?

- Nosotros conocemos en tema de la inmigración de sobra porque hemos sufrido esta crisis migratoria pero también sufrimos la anterior. En Fuerteventura llegamos a tener en el CIE a más de 3.000 personas en algunos momentos. Es algo que tanto en Fuerteventura como en Lanzarote se conoce al dedillo. Ahora mismo se están produciendo situaciones graves en Arguineguín por la forma en que están llegando en grandes cayucos. Normalmente a Fuerteventura y Lanzarote nos llegan pateras con un número más o menos reducido de personas pero los que vienen con más gente se dirigen por una cuestión geográfica a Gran Canaria o incluso a Santa Cruz. El Gobierno de Canarias está haciendo lo que debe exigiendo al Gobierno de España que actúe contra este fenómeno migratorio porque no podemos tener a las personas tal  y como están en el puerto. Me consta que desde los ministerios, tanto de Interior como de Inmigración, se están haciendo grandes esfuerzos. Es cierto que llegan mucho más rápido que lo que se puede construir pero parece ser que ya hay un acuerdo con el ministerio de Defensa para destinar sus instalaciones a la inmigración. Inmigración también está trabajando en el traslado de inmigrantes pero no es una cuestión que se pueda resolver en 24 horas. Este miércoles vivimos un episodio extraño.

- ¿No reconoce la descoordinación que se produjo?

- Efectivamente. El ministro dijo que no sabía quién había dado la orden y habría que saber quién lo hizo. Me imagino que tanto el Ministerio como la Dirección del Gobierno o el Cuerpo Nacional de Policía, que son los responsables, tendrán que explicar por qué se da esa orden. Lo que está pasando ahora en Arguineguín pasaba en Fuerteventura en la anterior crisis todos los días. Otra cuestión es que a la crisis migratoria se ha añadido la crisis sanitaria, además de la social y económica y siempre crea mucha más alarma que de buenas a primeras un grupo de 200 inmigrantes salgan del muelle de Arguineguín y que alguien les meta en una guagua y les suelte en Las Palmas. Me recuerda a la época de José Manuel Soria, que hacía exactamente lo mismo, pero les metía en un barco y los descargaba en Puerto del Rosario. Usaba el mismo sistema. Tenemos que ser conscientes de que estamos hablando de personas y hay que buscar una salida.

- ¿No cree que el CIE del Matorral debería estar activo?

- El Ministerio de Inmigración no quiere CIEs tal y como dicta su nombre, es decir, centros de internamientos de extranjeros. EL CIE del Matorral está en un acuartelamiento pero es una cárcel, con sus celdas y sus rejas. El Ministerio tiene claro que sobre estas personas no pesa ninguna condena ningún tipo de delito para estar encarcelados. Han entrado de forma irregular en este país pero mientas un juez no decrete su ingreso en prisión no pueden estar en una. El CIE del Matorral costa de varias partes, una carcelaria y otra que no, que está muy deteriorada y  es la que el Ministerio está tratando de rehabilitar. El ministro ya ha dicho que quiere hacerlo para que estas personas estén sin que se les mantenga retenidas porque no han cometido ningún delito. Están en libertad y tienen derecho a entrar y salir. Lo que habría que preguntarse es por qué el CIE está en las circunstancias en las que está cuando hasta 2017 el Gobierno de España estaba gastando del orden de 5 millones de euros en servicios para El Matorral cuando desde 2007 no había nadie. Aquello está hecho un erial, destrozado, roto, vergonzoso. Si en lugar de  haberse gastado ese dinero en caterings, se hubiese empleado en mantener la instalación en condiciones óptimas, hoy tendríamos un centro preparado.

- Parece que el dinero público no duele…

- Tenían que saber que no había gente dentro porque le empresa suministradora no estaba suministrando. Confío en que las cosas se vayan normalizando y el ministro por supuesto que va a atender al presidente del Gobierno de Canarias, que ya ha pedido acompañar al ministro en un viaje a Marruecos para abordar desde el origen la crisis migratoria. Esto se tiene que abordar desde la perspectiva de quien tiene la máxima responsabilidad en materia de inmigración, que es la Unión Europea y es verdad que nos está faltando un poco de implicación a la hora de combatir en origen la inmigración. Canarias no es el destino que buscan; es la puerta que les abren las mafias pero ellos no saben ni de qué manera pueden salir de aquí. Hablamos siempre de los inmigrantes que llegan pero casi nunca de los que no llegan.

- Este jueves viene a Canarias el ministro de migraciones. Reconocerá que no estuvo muy atinado cuando estuvo en Fuerteventura…

- Tuvo una reacción desafortunada. Yo le acompañé en esa visita pero es cierto que abandonó de una manera brusca la reunión que mantuvimos en el Cabildo y no estuvo muy acertado. Luego Blas Acosta y el ministro se han puesto en contacto y han aclarado la cuestión para seguir trabajando. El problema es que la foto que estamos mandando con el tema de la inmigración no es buena ni para Canarias ni para España.

“Lo de Arguineguín me ha recordado a José Manuel Soria, que hacía exactamente lo mismo,...
Comentarios