viernes. 07.10.2022
EXIGEN DEPURAR RESPONSABILIDADES

"El Ayuntamiento de Puerto del Rosario sacrifica cuatro perros sanos y sociables", denuncia Silvercan

Con estos cuatro, ya son siete los animales eutanasiados en la Perrera Municipal durante el último año. Bienestar Animal lo justifica por una cuestión de espacio en las instalaciones, lo que rechazan desde la asociación: "no saben gestionar"

Algunos de los perros sacrificados en la Perrera Municipal de la capital.
Algunos de los perros sacrificados en la Perrera Municipal de la capital.

Thea, Titán, Peluche y Duque ya no están en este mundo. Son los cuatro perros sacrificados el fin de semana del 10 de septiembre en la Perrera Municipal de Puerto del Rosario, "a pesar de que estaban sanos física y mentalmente, y no tenían trastornos de conducta" que justificara la medida, denuncia la Asociación Silvercan.

En el estudio de Cope Fuerteventura, Mónica Muñiz y Maica Barbé, las dos voluntarias fundadoras de la asociación, relataron que el viernes anterior al sacrificio "los perros estaban bien. Los llegamos a sacar y estaban sanos. Tenemos vídeos y fotos jugando con ellos, entrenándolos. Pues les llevamos juguetes. Nunca han agredido a personas. No son perros agresivos, y tampoco hay ningún informe veterinario que diga lo contrario".

El colectivo de voluntarios y numerosos simpatizantes se concentraron este miércoles, día 22, frente al Ayuntamiento de Puerto del Rosario, "para exigir que se depuren responsabilidades", pues con estos cuatro perros, son ya siete los eutanasiados en el último año. "En noviembre pasó esto mismo, y la veterinaria nos dijo que la decisión había sido de ella, y que había sido por falta de espacio", manifestaron a Cope.

Concentración en protesta por el sacrificio de perros.
Concentración en protesta por el sacrificio de perros.

Sobre los siete perros sacrificados, la asociación recuerda a "Homer, un pastor alemán que le encantaban los premios". Perseo y Blacky, "que apenas pudimos tratarlos porque desde que llegaron, estuvieron tres meses encerrados en una jaula", clamaba Mónica Muñiz en la concentración. O "Duque, un perro bonachón, eutanasiado a pesar de que tenía una familia esperando para adoptarlo".

La asociación no responsabilizó a nadie en concreto en su entrevista, "pero si queremos saber lo que ha pasado. El alcalde, la concejala, o la veterinaria. Uno de esos tres uno tiene que ser el responsable, o el que mandó a ejecutar esa acción".

El colectivo ha presentado denuncias en el Colegio de Veterinarios, en la Fiscalía de Gran Canaria y en el Seprona, y dirige muchas de sus protestas a la veterinaria municipal, pues "estuvo desde noviembre hasta agosto de baja por maternidad. Y nada más incorporarse, nos enteramos de que faltan cuatro perros".

Ya en el mes de abril de este año, Silvercan había denunciado que todos los animales de la perrera habían estado cuatro meses encerrados en sus jaulas, precisamente por la baja de la facultativa, y a pesar de que el Ayuntamiento contaba con otro técnico cualificado. "Durante cuatro meses, desde diciembre hasta abril que se firmó el convenio, estuvieron encerrados en una jaula, sin salir y sin veterinario que los atendiera".

La justificación que dio entonces para no permitir a Silvercan realizar el paseo de los perros fue que esa colaboración no estaba regulada.  "Conseguimos firmar el convenio, pero fue sobre todo gracias a la presión de la oposición".

Maica Barbé Mónica Muñiz en Cope.
Maica Barbé Mónica Muñiz en Cope.

Respuesta del Ayuntamiento a los sacrificios

En la misma tarde de este miércoles día 21, el Ayuntamiento de Puerto del Rosario emitió un comunicado confirmando los sacrificios, y explicando que se realizaron en cumplimiento de la legislación que los habilita, "solamente en situaciones de emergencia y extrema necesidad, en aquellos animales que cuentan con menos posibilidades de ser adoptados, ya sea porque presentan patologías crónicas, agresividad, tienen edad avanzada, o porque llevan muchos años en las instalaciones, evitando, de esta manera, el hacinamiento de los animales alojados en las instalaciones municipales".

"Hay que resaltar y reiterar que desde la Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Puerto del Rosario se fomenta, en todo momento, la adopción de los perros y la lucha contra el abandono. Lamentablemente, cuando se ven desbordadas las instalaciones de la perrera municipal debido al abandono animal en el municipio, dando lugar a una sobresaturación del límite de la ocupación de la perrera, impide mantener unas buenas condiciones de bienestar animal dentro de las instalaciones", trasladó el consistorio.

Pero Barbé y Muñiz no están de acuerdo, pues además de opinar que los perros sacrificados estaban sanos física y mentalmente, tampoco existe una situación de hacinamiento. "En 2017, la Guardia Civil había incautado 20 perros en una finca en Casillas. Había un total de 93 perros, y en ningún momento se sacrificó ninguno", recuerdan.

La propia concejala de Bienestar Animal, Yanira Domínguez, detalló a Crónicas de Fuerteventura en febrero de 2022 que "en estos momentos hay 34 animales en la perrera", y que "estamos al 50% del aforo". Silvercan afirma que en estos momentos no hay más de 40 perros en la perrera.

Sacrificio cero

El objetivo en la perrera municipal por parte de la Concejalía de Bienestar Animal, continúa el Ayuntamiento, "es siempre mantener sacrificio cero y que la mayoría de los perros que llegan a las instalaciones sean dados en adopción lo más pronto posible, ya sea con la colaboración ciudadana, difundiendo cuáles son los perros en adopción de la perrera, o mediante otras entidades".

A lo que Silvercan responde que "el sacrificio por una cuestión de hacinamiento, por falta de espacio, ocurre si tú no sabes gestionar. Exigimos que no vuelva a haber sacrificios por falta de espacio, porque ellos son la Concejalía de Bienestar Animal, y supuestamente promueven el sacrificio cero".

A su entender, el sacrificio solamente estaría justificado "en el caso de que el animal esté enfermo y sea incurable, o por trastornos de agresividad, que hayan agredido a una persona, y con una orden judicial". Ponen como ejemplo un caso anterior hace unos meses. "Dos perros que habían agredido a una señora en Risco Prieto fueron sacrificados el mismo día. Eso fue con la otra veterinaria. Entró el perrero y uno se le tiró". En este caso sí lo entienden, pues "había una orden judicial, y esos perros iban a ser sacrificados tarde o temprano".

Algunos de los perros sacrificados han estado hasta tres años a la espera de adopción. En los comentarios en redes sociales, respondiendo al comunicado oficial, un usuario preguntaba: "¿Cómo fomentan las adopciones, con un horario único de adopción que es solo los martes, de 10:00 a 13:00 horas?"

"El Ayuntamiento de Puerto del Rosario sacrifica cuatro perros sanos y sociables",...
Comentarios