viernes. 07.10.2022
SE PREVÉ LA ASISTENCIA DE FIGURAS SOCIALISTAS COMO BONO O ZAPATERO

La comunidad saharaui majorera considera "una farsa" la Conferencia Internacional por la Paz programada en Gran Canaria

El Movimiento Saharaui por la Paz (MSP) y el Fórum Canario Saharaui que organizan el programa han sido relacionados por el CNI con los servicios de inteligencia marroquís. El Polisario y formaciones canarias como CC, NC y Podemos rechazan también esta conferencia, apoyada únicamente por el PSOE

Concentracion de la comunidad Saharaui en Puerto del Rosario, en noviembre de 2020 .
Concentracion de la comunidad Saharaui en Puerto del Rosario, en noviembre de 2020 .

La comunidad saharaui en Fuerteventura, representada a través de la asociación Luchaa, se ha manifestado en contra de la 'Primera Conferencia Internacional por la Paz y Seguridad', un foro que tendrá lugar en Las Palmas de Gran Canaria los días 22 y 23 de septiembre, en el Centro Cultural Cicca, bajo la convocatoria del Movimiento Saharaui por la Paz (MSP) y el Fórum Canario Saharaui.

Según Luchaa, la conferencia "cuenta con el apoyo de los servicios de seguridad marroquíes, muy activos en las Islas". Se enmarca, aseguran, "en una estrategia de ocupación ilegal y violenta por Marruecos del Sahara Occidental, y se aleja de las resoluciones de la ONU, La Unión Europea, la Unión Africana y la Legalidad Internacional".

José Bono, expresidente del Congreso de los Diputados, figura entre los ponentes, y como adelantaba El Confidencial, asistirán también destacadas figuras socialistas como José Luis Rodríguez Zapatero, o el canario Juan Fernando López Aguilar. Este medio y otros como El País han relacionado al MSP, citando informes del CNI, con los servicios de inteligencia marroquíes.

Es por ello que la asociación Luchaa considera que "el Gobierno de Marruecos se apoya en estas organizaciones y estas personalidades que pretenden suplantar la voluntad del Pueblo Saharaui y que, en realidad, están entregados al servicio de la estrategia marroquí, algunos con gran entusiasmo como es Rodríguez Zapatero".

Según reza el programa de esta 'Conferencia Internacional por la Paz y Seguridad', el objetivo es abrir una vía de "futuro que reunifique a los saharauis en su tierra", e impulsar "una solución de compromiso que ponga fin al viaje a ninguna parte iniciado hace medio siglo", calificando el liderazgo del Polisario de estar "caduco", y "basado en una gestión estéril, desafortunada y poco transparente".

El Frente Polisario, organización política que gestiona los designios de la RASD, la República Árabe Saharaui Democrática fundada en el exilio tras la Marcha Verde y la salida de España de su excolonia, se ha opuesto a la celebración de este foro, al igual que lo han hecho los representantes de formaciones políticas canarias como Coalición Canaria, Nueva Canarias y Podemos.

El acercamiento del presidente Pedro Sánchez al Gobierno de Marruecos, apoyando la fórmula de un régimen de autonomía bajo gestión marroquí para el Sáhara Occidental, no es aceptable para el Polisario ni tampoco para la mayoría de formaciones políticas, a excepción del PSOE.

En este sentido, la comunidad saharaui en Fuerteventura considera que esa autonomía podría ser una opción legítima, pero únicamente en el marco del "derecho a la Autodeterminación" y de un Referéndum con todas las opciones, ya sean la independencia, o la integración en Marruecos a través de una autonomía "que reconoce la soberanía marroquí, al tratarse de un asunto de descolonización tal como reconoce las Naciones Unidas desde el principio".

"Marruecos ocupa ilegalmente desde 1975 el Sahara Occidental, incumpliendo las resoluciones de las Naciones Unidas, violando los Derechos Humanos de la población civil saharaui, expoliando sus recursos naturales, utilizando la emigración como chantaje político y, además, impidiendo la celebración de un Referéndum de Autodeterminación, proponiendo, como única salida, una autonomía del territorio bajo la soberanía de Marruecos. Este planteamiento no garantiza ni la paz ni la seguridad en esta zona tan cerca a Canarias, como pretenden los convocantes de esta reunión", trasladó la asociación.

Luchaa reitera que "lo verdaderamente democrático es posibilitar que el Pueblo Saharaui pueda emitir su opinión libre, a través de una consulta y elegir entre la independencia o la autonomía marroquí. Esta sería la mejor manera de hacer posible una vida digna para todos los saharauis y de defender la paz y la seguridad en el territorio del Sahara Occidental, incluida Canarias".

La comunidad saharaui en Canarias considera que avanzar hacia una opción de autonomía por la vía diplomática y sin referéndum implica una situación de inseguridad para el archipiélago, pues "supone contribuir al expansionismo marroquí, que además ya lo intenta con la delimitación de las aguas canarias. En este contexto esta reunión es una farsa que sólo contribuye a la confusión y a defender las tesis de Marruecos".

Para las Islas Canarias, continúan, "un Sahara marroquí sí que es un factor de inestabilidad y un peligro para el futuro. Por eso vamos a seguir desenmascarando estas maniobras de estos lacayos al servicio de los intereses de Marruecos y seguir defendiendo el Derecho de Autodeterminación del Pueblo Saharaui y de la Legalidad Internacional y la solidaridad permanente con la lucha heroica de este pueblo tan vinculado a Canarias".

Por su parte, el Movimiento Saharaui por la Paz (MSP) y el Fórum Canario Saharaui se identifican a sí mismos con la comunidad de saharauis que son disidentes del Frente Polisario, y han manifestado públicamente que su intención es encontrar una solución pacífica la situación del Sáhara Occidental. En declaraciones a Europa Press, su portavoz considera que este foro Movimiento Saharauis por la Paz dice que el encuentro convocado en Gran Canaria busca debatir un "arreglo pacífico", como "elemento indispensable" para la paz y la estabilidad en el noroeste africano y el Mediterráneo.

La comunidad saharaui majorera considera "una farsa" la Conferencia Internacional por...
Comentarios