miércoles 20/10/21
Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura

“Nunca he tenido la tentación de abandonar CC y fichar por otro partido”

marcial morales

“No voy a provocar que se hable de algo que no sea la solución de problemas”

“Si algún responsable de CC como Mario Cabrera entiende que mis declaraciones no son oportunas, tomaré nota porque yo trato de ser muy constructivo y que la política sea constructiva”

“Estoy acostumbrado a recibir críticas y no me son indiferentes pero tampoco me duelen de una manera especial”

“La inmigración está suponiendo mucho sufrimiento para las personas y se lo está poniendo muy fácil a los que tienen discursos intolerantes y con el paso del tiempo, ya ni siquiera es noticia”

El ex presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, es perfectamente consciente de la repercusión que tuvieron sus palabras en Crónicas Radio – Cadena Cope cuando anunció que se estaba fraguando una moción de censura en la primera Corporación. Por ello, no le han sorprendido las críticas, algo a lo que dice que ya está acostumbrado. Este martes aseguró que quiere ser autocrítico y constructivo y dejó claro que nunca se le ha pasado por la cabeza abandonar Coalición Canaria (CC) para irse a otra formación política. Piensa que afortunadamente, las aguas han vuelto a su cauce en la política insular y se alegra de ello porque piensa que no es momento de generar inestabilidad.

- Tenemos que empezar hablando de La Palma. ¿No le parece una metedura de pata por parte del presidente de Canarias y la ministra de Turismo hablar de lo que ha sucedido como si fuera un espectáculo maravilloso?

- Estamos todos sobrecogidos al ver la fuerza de la naturaleza y el daño irreparable que está habiendo. Hay familias que están perdiendo todo y si estábamos en tiempos de reconstrucción, ahora lo estamos más porque todavía no se sabe hasta cuándo va a durar esto ni cuánto daño va a hacer el volcán.

- Lo que pasa es que hay que ser prudente con lo que se dice…

- Sí, cuando se tiene responsabilidad pública y se representa a mucha gente, hay que tener mucho cuidado porque la gente presta atención y se siente representada por lo que se dice en situaciones como esta. Hablar de algo que no esa cuidar a las personas y sus hogares y no estar volcado exclusivamente en la parte humana es una metedura de pata. Además, que eso venga de la boca del responsable máximo que tiene que estar a la cabeza de ese apoyo es más metedura de pata. Por lo menos, han pedido disculpas y a la ministra la oí hacerlo y ha reconocido que había sido totalmente inoportuno.

- La que se lio tras sus declaraciones en esta emisora sobre el cambio de presidencia en el Cabildo fue monumental…

- Sí y vino lo que era previsible, los desmentidos. Parece que la cosa se ha estabilizado, lo que es positivo, porque este no es el momento de inestabilidades. Afortunadamente, se están centrando en lo que deben, que es en las cosas de la gente.

- ¿Cree que realmente iba a haber un cambio pero sus palabras provocaron una reacción y se dio marcha atrás?

- No voy a caer en lo que acabo de criticar. Es momento de otras cosas. Parece que la situación se ha estabilizado en el Cabildo y eso es bueno. No voy a provocar que se hable de algo que no sea la solución de problemas. Hay gente que lo está pasando muy mal. Lo de La Palma lo ha copado todo pero eso no quita para que la gente siga teniendo muchos problemas y el camino económico y social no está despejado.

- ¿Le ha dolido algún comentario que se haya hecho tras sus declaraciones?

- Yo asumo que cuando uno interviene en lo público, haya opiniones diferentes. Yo tengo la sana costumbre de no meterme nunca con nadie personalmente y me parece bien que haya opiniones con la misma libertad con la que yo expongo la mía. Estoy acostumbrado a recibir críticas y no me son indiferentes pero tampoco me duelen de una manera especial. Si yo hablo, otros tienen el mismo derecho. No esperaba aplausos, la verdad.

- Usted es uno de los fundadores de CC y cuando se empieza a decir por parte de compañeros como Mario Cabrera que no está siendo fiel al partido, que ya está más fuera que dentro o que está trabajando para otra formación, ¿qué les responde?

- Yo trataré de escuchar todo lo que me digan y en la medida de lo posible, seré autocrítico. Cuando pido que sea crítico, me lo aplico para mí también. Si algún compañero ha hecho una crítica pública mía, sus palabras no me son indiferentes; yo no le voy a criticar públicamente y haré autocrítica. Lo que diga tiene su importancia para mí.

- Es normal que en estos tiempos haya recibido el cariño de otras formaciones políticas porque usted no es un cualquiera. ¿Ha tenido la tentación de abandonar CC y fichar por otro partido?

- No, nunca. Yo siempre he sido nacionalista y de CC y he hecho lo que he podido para favorecer la confluencia de los nacionalistas pero lo he hecho desde CC. Si algún responsable de CC como Mario Cabrera entiende que mis declaraciones no son oportunas en ese sentido, tomaré nota porque yo trato de ser muy constructivo y que la política sea constructiva. Lo importante es que CC tiene mucho que aportar y a mí me corresponde otro cometido distinto y no de protagonismo en las decisiones porque así lo decidí y trataré de ser constructivo como lo he hecho hasta ahora para que este proyecto siga aportando como lo ha hecho de manera providencial en las últimas décadas en Canarias.

- Siguen llegando pateras a Fuerteventura y Lanzarote y sigue habiendo una falta de consideración tremenda hacia estas dos islas como si no pasara nada…

- Lo peor es que pueda parece que la llegada de pateras es algo normal y no podemos olvidar que detrás de estos flujos hay personas, sufrimiento… nadie se mete en una patera por curiosidad y Lanzarote y Fuerteventura han recibido una atención nula como si nos tuviéramos que arreglar aquí, en un territorio alejado del conjunto del territorio del Estado. Esto está suponiendo mucho sufrimiento para las personas y se lo está poniendo muy fácil a los que tienen discursos intolerantes y con el paso del tiempo, ya ni siquiera es noticia.

- Lo bueno es que se está viendo ya el fin del coronavirus aunque no deberíamos bajar la guardia…

- La clave está en estar ocupados y mantener las líneas de trabajo que se han llevado a cabo hasta ahora para que no haya recaídas, que sería muy malo para las personas y para la economía en un lugar como Canarias que no solo depende de que las cosas estén bien aquí sino que estén bien en aquellos lugares emisores de turistas. No debe dejar de ser actualidad porque podemos pensar que estamos recuperándonos pero en países próximos están empezando el camino a la vacunación y merecen nuestro apoyo ya que mientras todo el mundo no lo tenga resuelto, todos estamos en peligro.

 

“Nunca he tenido la tentación de abandonar CC y fichar por otro partido”
Comentarios