jueves 21/1/21

España cierra 2020 con 724.532 parados más, su mayor repunte anual desde 2009

Imagen de archivo.
Imagen de archivo.

El año 2020, marcado por la crisis del Covid durante nueve de sus doce meses, rompió con siete años consecutivos de descensos del paro registrado al sumar en el conjunto del ejercicio 724.532 desempleados (+22,9%), su mayor repunte anual desde 2009, en plena crisis financiera, informa cope.es.

Así, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.888.137 desempleados, después de registrar en el último mes de 2019 un aumento mensual de 36.825 desempleados (+0,9%), también su peor dato en un mes de diciembre desde 2009, cuando subió en 54.657 parados, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La subida del paro en 2020, motivada por la crisis del coronavirus, ha roto con siete años de bajadas del desempleo y el peor dato que se registra desde 2009, cuando el desempleo se incrementó en casi 800.000 personas. Ni la campaña de Navidad logró salvar el último mes del año pasado. Eso sí, Trabajo destaca que el aumento del paro en el último trimestre de 2020 fue casi siete veces menor que en la primera ola de la pandemia.

La mayor destrucción de empleo se produjo en el sector servicios, con 323.277 afiliados menos en el año, hasta un total de 14.407.960 a cierre de año, mientras que en la industria se perdieron 45.699 afiliados, con lo que el total bajó a 2.239.834.

Por el contrario la agricultura, ganadería y pesca ganó 5.331 afiliados en el año, hasta un total de 1.151.695, mientras que la construcción sumó 3.541, hasta un total de 1.248.944 inscritos. El colectivo de trabajadores extranjeros perdió 46.346 afiliados en 2020, hasta un total de 2.078.636.

La mayor destrucción de empleo anual se registró en Cataluña, con 75.715 afiliados menos, seguida de Madrid (-71.749), Andalucía (-51.018) y Canarias (-45.743). De los 724.532 nuevos parados registrados en el conjunto del año, 506.084 proceden del sector servicios, 92.872 del colectivo sin empleo anterior, 44.133 de la construcción, 41.178 de la agricultura y 40.265 de la industria.

Andalucía fue la comunidad que más personas en paro sumó en 2020 (191.503), seguida por Cataluña (109.487) y Madrid (93.184), si bien los mayores incrementos anuales en términos relativos los registraron Baleares (37,99 %) y Canarias (29,38 %). Del total de parados al cierre del año 1.663.016 eran hombres y 2.225.121, mujeres.

El mayor incremento relativo del paro registrado se produjo entre el colectivo de extranjeros, con un aumento del 41,95 % (167.086 personas más), la mayoría del sector servicios.

755.000 TRABAJADORES MÁS, EN ERTE

Estos datos no incluyen a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

El año 2020 cerró con 755.613 trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), la mayoría derivados por la pandemia, toda vez que en diciembre el número de notificaciones de ERTE se incrementó en 8.033 personas respecto a las recibidas en noviembre.

Aunque a cierre de noviembre y teniendo en cuenta los datos de altas se ha producido un descenso de 95.607 personas en ERTE, sin embargo al comparar con la cifra de personas que fueron notificadas por ERTE se produce un incremento de 8.033 trabajadores respecto al mes anterior.

El Ministerio explica que esta variación se debe a que las fechas de solicitud del ERTE y la de sus efectos pueden ser distintas ya que una empresa puede comunicar el ERTE de su plantilla por ejemplo el 10 de diciembre, cuando éste ya tiene efectos desde el 20 de noviembre. Esta disparidad de datos deja entrever que los ERTE se notifican más tarde que el registro de la baja.

Los ERTE derivados de la pandemia y que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social han representado el 61 % del total y mientras 62.197 personas terminaron el año protegidas por el denominado ERTE de impedimento, 171.562 permanecieron en ERTE de limitación a 31 de diciembre. El número de trabajadores por ERTE de impedimento se redujo en diciembre en más de 30.000 personas debido al fin de las medidas de restricción administrativa de algunas comunidades autónomas. En el caso de los ERTE de limitación se produjo un descenso de 17.000 trabajadores respecto al 30 de noviembre.

Por otra parte, el año cerró con 175.555 trabajadores bajo la figura de los ERTE para sectores ultraprotegidos, que se pusieron en marcha el pasado 30 de septiembre. En este caso, son 10.000 menos que al cierre del mes anterior.

Los ERTE sin exoneraciones a la Seguridad Social por causa económica, técnica, organizativa y de producción (ETOP) alcanzaron los 295.914 personas, lo que supone una reducción de unas 36.000 personas respecto a cierre del mes anterior.

En términos absolutos, la hostelería (servicios de comidas y bebidas) concentra prácticamente a una de cada tres personas acogidas a ERTE al cierre de 2020, con 241.390 personas, el 30 % de los afiliados al Régimen General en este sector. De los 755.613 trabajadores en ERTE en 2020 las dos provincias canarias son las que tienen un mayor porcentaje de afiliados bajo alguna modalidad de ERTE.

Las Palmas cerró el año 2020 con 45.100 personas protegidas, el 13 % de sus afiliados, mientras que Santa Cruz de Tenerife fue la segunda, con 34.106 personas protegidas, el 11 % del total de sus afiliados. Baleares cerró el año pasado con 30.986 trabajadores en ERTE.

En el extremo contrario se situaron Castellón, Badajoz y Guadalajara, donde el porcentaje de afiliados protegidos por alguna modalidad de ERTE terminó el año 2020 por debajo del 2 %.

España cierra 2020 con 724.532 parados más, su mayor repunte anual desde 2009
Comentarios