lunes. 27.06.2022

Las radios antiguas de Antonio, un viaje al pasado a través de las ondas

Antonio Borrero Sosa, vecino de Tefía, apasionado de las antigüedades, ha confeccionado una interesante colección de radios antiguas, que expuso en el Ecomuseo de La Alcogida por el Día Internacional de los Museos, una muestra que "nos ayuda a a entender la historia, antes de Internet"

Antonio Borrero junto a algunas de sus radios.
Antonio Borrero junto a algunas de sus radios.

A Antonio Borrero Sosa, vecino de Tefía, desde niño le llamaban la atención los artilugios antiguos, la historia, una pasión por las antigüedades que ha llegado hasta el día de hoy. Pero no fue hasta que se hizo adulto, que decidió iniciar una colección que hoy cuenta con más de 120 aparatos de radio de todo tipo, épocas y procedencias. 

"La verdad que la radio siempre me ha llamado la atención, y la escuchaba desde pequeño". Aunque la primera, recuerda Antonio, "sinceramente, la compré con 24 años. Un día, caminando por ahí, en un rastro de Tenerife, vi una radio muy bonita, una Philips española del año 49. Me enamoré de ella, y la compré".

"A partir de ahí vas viendo más, vas investigando, comprando, recibiendo regalos de gente…", hasta atesorar radios antiguas que van desde los años 20, hasta los años 70 del siglo XX. A través de los diferentes modelos, explica, "se puede ver la evolución que ha tenido la radio en sí,  y lo importante que es también a día de hoy. Aunque ahora estamos más con Internet, no hay que olvidar que la radio fue, y sigue siendo, un medio muy importante".

De todas las piezas de la colección, "no me quedo con ninguna", asegura, "porque todas tienen algo especial". Pero, de destacar una, sería "una que nos habla del inicio de la radio. Una radio de galena de 1924, que funciona con ese mineral". Esta es una radio francesa, con la que da el salto a una Philips, española de 1930.

La colección cuenta con más de 120 aparatos de radio.
La colección cuenta con más de 120 aparatos de radio.

También cuenta con otra pieza "bastante difícil de conseguir, porque es muy buscada. Una radio alemana de la Segunda Guerra Mundial". De esa época, "cuento con este  y con otro que es posterior. Los dos son complicadas de conseguir, por el mero hecho de que son muy coleccionables, tanto por los que coleccionan artículos militares, como a los que nos gustan las radio".

Además, estos modelos tienen su origen "en las radios que mandó hacer el ministro Goebbels", y que sirvieron para extender por el mundo la ideología nazi. "Fue el inicio del boom de la radio como medio de propaganda", señala el joven coleccionista.  

Porque la historia de la radio es también la de la comunicación humana, y la radiodifusión supuso una revolución con respecto al medio anterior, el telégrafo. Liberadas las comunicaciones de infraestructuras físicas de postes y cables, la información comenzó a volar mucho más rápido a principios del siglo XX, a través de las ondas, y así siguió hasta el siguiente salto, con la difusión de la imagen en movimiento a través de la televisión.

También cuenta Antonio Borrero con curiosidades como "una Telefunken de los años 60", en cuya base figura el modelo, "Telefunken Canarias", "muy rara de ver, y aunque no estoy completamente seguro, creo nunca se llegó a vender en las islas, y desde luego es muy difícil de conseguir".

Sobre esta afición tan particular, Antonio Borrero explicó en una videollamada con Cope Fuerteventura que "las radios antiguas pueden alcanzar hasta los 8.000 euros en una subasta", y que siempre, como ocurre con otras antigüedades, su valor radica "en que funcione, y que tenga todos sus componentes originales. Yo no me gasto tanto dinero, pero sí funcionan todas mis radios. Y si no, se las llevo a un señor que las repara, siempre con sus elementos originales".

Este coleccionista majorero lo tiene claro, artilugios como estos "ayudan a las nuevas generaciones a entender  la historia que tenemos. Antes de Internet, comunicarse era más complicado. Había que esperar un minuto para que calentara la radio. Pero también era más bonito".   

Día de los Museos con numerosas actividades

Precisamente, para divulgar estos valores, 25 piezas de la colección de Antonio se expusieron el pasado 18 de mayo, con motivo del Día Internacional de los Museos. 180 estudiantes del IES Puerto Cabras y del IES La Oliva visitaron el Ecomuseo La Alcogida, dentro de un programa de actividades organizado por el Cabildo de Fuerteventura, a través del área de Museos de Fuerteventura, que dirige el consejero Rayco León, y contando con la colaboración de la Casa de los Coroneles y la Asociación Cultural Raíz del Pueblo.

Muestra de Alfarería en La Alcogida.
Muestra de Alfarería en La Alcogida.

Además de la exposición de Antonio Borrero, los alumnos disfrutaron de la demostración de hacer gofio del molinero Francisco Román Cabrera, del artesano Silverio López, que dio a conocer los utensilios y elementos básicos para la construcción de recipientes para el uso doméstico, del taller ‘El ritmo de la vida’, cargo de la profesora de la Escuela Insular de Música de Fuerteventura, Nuria Herrero, del taller 'El viaje desde la raíz', un inventario' de la periodista María Valerón sobre la evolución del turismo, y del festival de belleza que desarrolla la etnia peulh, una práctica cultural de gran valor étnico y social, a cargo de la presidenta de la Asociación Multicultural de Mujeres Mauritanas DIMBE, Hawa Toure.

Las radios antiguas de Antonio, un viaje al pasado a través de las ondas
Comentarios