lunes. 27.06.2022
La Unidad Satélite de Oncología Radioterápica ya presta servicio en la isla

El acelerador lineal del hospital entrará en funcionamiento en julio

Marta Lloret, médica jefa del Servicio de Oncología Radioterápica en el centro de referencia para la isla majorera, el Hospital Negrín, explicó en su entrevista con Cope Fuerteventura que los pacientes de cáncer de Fuerteventura comienzan ya a recibir un servicio integral sin tener que desplazarse más de una sola vez. Con la puesta en servicio de la Unidad Satélite, y del acelerador lineal prevista en julio, se colmará una de las grandes demandas de la sociedad majorera a nivel sanitario

Visita del presidente Torres al acelerador lineal del Hospital insular, el 29 de abril.
Visita del presidente Torres al acelerador lineal del Hospital insular, el 29 de abril.

Este lunes día 20 de junio, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informaba de la puesta en servicio de las consultas de seguimiento de Oncología Radioterápica en el Hospital Insular, entrando en la recta final la puesta en funcionamiento de un servicio integral a los pacientes de cáncer en Fuerteventura, que se completará con la puesta en funcionamiento del acelerador lineal, que ya está listo para su uso a la espera de la autorización del Consejo de Seguridad Nuclear.

Durante años, desde las manifestaciones por la Sanidad Digna del año 2016, este servicio ha sido uno de los grandes caballos de batalla de la sociedad majorera en cuanto a las mejoras sanitarias que la isla necesita. Para explicar los avances, la Dirección Insular de Área de Salud facilitó a Cope Fuerteventura una entrevista con la principal responsable en el centro de referencia, el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria.

La doctora Marta Lloret, Jefa de Servicio de la Unidad de Oncología Radioterápica en el hospital grancanario, uno de los más grandes de España, como ella mismo explicó, desgranó los detalles del nuevo servicio, que se han plasmado en la creación de una Unidad Satélite, en la cual es el equipo médico del hospital Negrín quien se desplaza a Fuerteventura, y no al revés, como venía ocurriendo en los últimos años.

Unos 200 pacientes de Fuerteventura son los que de media y hasta ahora, tenían que desplazarse cada año a Gran Canaria, de modo que en este momento "somos los propios especialistas los que vamos allí para que el paciente no tenga que desplazarse". Cabe explicar que Fuerteventura ya contaba con un servicio de Oncología Médica, y que el personal al que se refiere Lloret es el equipo de la Unidad de Oncología Radioterápica.  

"Este servicio es un paso más, porque en 2016 no había atención oncológica en Fuerteventura", tras la renuncia del único facultativo que trabajaba en la isla, y que a partir de agosto de ese año desencadenó las protestas. "Se empezó formando un servicio de Oncología Médica, que la verdad funciona fenomenal", y siempre hemos estado en contacto con ellos desde aquí, ofreciéndoles el tratamiento de radioterapia, que es complementario. Entonces, el siguiente paso fue acercar ese tratamiento de radioterapia al paciente, instalando un equipamiento en el propio hospital. Yo creo que estamos avanzando de forma muy adecuada", valoró la oncóloga.

"La Oncología Radioterápica solamente existe en el Hospital Universitario Doctor Negrín, es el único servicio que da cobertura de radioterapia a toda la provincia de Las Palmas, con lo cual, cualquier paciente que necesite radioterapia tiene que venir aquí", explicó. "Nosotros somos oncólogos, igual que los oncólogos médicos, y por tanto también tenemos que hacer esa revisión a los pacientes y ver cuál es la respuesta a los tratamientos. Entonces claro, con la puesta en marcha de esta Unidad Satélite en Fuerteventura, lo que estamos acercando es no solamente el tratamiento de radioterapia a los pacientes de Fuerteventura, sino también estamos facilitando su seguimiento".

De este modo, añadió, "con la unidad que hemos estado montando ahora mismo en Fuerteventura, yo creo que el 80% de los pacientes va a poder realizar su tratamiento integral en Fuerteventura, sin necesidad de desplazarse. Van a ser atendidos por los mismos especialistas y los mismos profesionales que aquí en Gran Canaria. Lo único que va a tener que hacer el paciente es venir aquí una única vez, la primera vez, para ser valorado por el equipo médico de aquí". Porque a partir de ahora, "vamos a estar allí físicamente, la comunicación entre todos nosotros va a ser mucho más fluida, y eso nos va a permitir desarrollar protocolos y técnicas que faciliten la atención al paciente".

A la pregunta de si comprende las reivindicaciones que han tenido lugar en la isla, Marta Lloret responde que "por supuesto. Ahora mismo nosotros estamos organizando nuestras idas y venidas a Fuerteventura, y estamos entendiendo mucho mejor lo que han tenido que estar sufriendo todos esos pacientes que han tenido que desplazarse diariamente".

Medir los costes humanos, y no económicos

Un asunto que fue debate cuando surgió la reivindicación de este servicio para Fuerteventura, fue su viabilidad económica, la inversión que suponía para atender a un número limitado de pacientes. A este respecto, la doctora Lloret está convencida de que compensa, porque "existen experiencias previas a nivel nacional, en concreto la de la primera unidad satélite, que demostraba ampliamente que los costes solamente derivados de los desplazamientos compensaba toda la inversión económica".

La evaluación económica, precisa, "es una tarea pendiente que todavía tenemos que hacer", pero asegura que también se deben valorar factores "no tan tangibles. Pensemos en el cansancio del paciente con esos desplazamientos, lo que supone en el deterioro de su salud, costes indirectos como es el absentismo laboral de la persona que tiene que acompañar a ese paciente, o a lo mejor una persona que tiene niños, y que entonces los tiene que dejar al cuidado de un familiar, que no puede ir a trabajar".

Además, "esos desplazamientos a lo mejor obligan a hacer paradas en el tratamiento, y por tanto se dan peores resultados. Eso son costes indirectos, no tangibles, que son muy difíciles de medir. Son un montón de costes que la gente no evalúa, y que sin embargo sí se deben tener en cuenta a la hora de hablar de costes económicos". Aunque adelanta que desde el servicio que dirige, "también tendremos la obligación de demostrar esos datos, y que ampliamente superan la inversión económica".

Valoró Lloret igualmente que "lo que estamos percibiendo es muy gratificante, tanto por parte de los pacientes como del mismo hospital de Fuerteventura". Y también quiso destacar que "el hecho de que hayamos puesto una unidad en Fuerteventura lo que va a hacer es aumentar la calidad de tratamiento y la calidad asistencial del paciente, pero nunca va a suponer un detrimento. Eso lo tienen que tener claro todos los pacientes de Fuerteventura, que su tratamiento va a ser igual de bueno que cuando venían aquí, pero encima con la comodidad de no tener que desplazarse. Somos uno de los servicios de Oncología más grandes de España, por no decir el más grande, eso tenemos que saberlo, y tenemos que estar orgullosos. El paciente de Fuerteventura va a seguir teniendo a su disposición todos estos recursos".

El acelerador lineal, en funcionamiento en julio

La Unidad Satélite, el nuevo servicio para Fuerteventura, señaló la jefa del Servicio, significa que "el proyecto es mucho más ambicioso", porque "en principio se había pensado solamente en poner un equipamiento, o sea, un acelerador lineal, que es lo que hace la radioterapia externa. Pero al final pensamos que no nos teníamos que quedar solamente en esto, sino que también tenemos que facilitar los cuidados integrales del paciente".

Ese acelerador lineal, que ya está instalado dentro del llamado búnker de radioterapia en el Hospital de Fuerteventura, está ya preparado y listo para funcionar, indicó Marta Lloret, y su puesta definitiva en servicio está pendiente de una cuestión administrativa. "Estamos a la espera de que sea aprobado por el Consejo de Seguridad Nuclear, que es un consejo que existe a nivel nacional, y que es el que vela porque todas las instalaciones radioactivas cumplan con las garantías de calidad".

Una vez cuente con ese visto bueno, "yo creo que la primera semana de julio podamos empezar a tratar en Fuerteventura. Confiamos que en julio ya estemos todos operativos y a pleno rendimiento. Y poquito a poco, pues iremos acoplándonos en el hospital, integrándonos en él. Seguro que va a ir todo muy bien", dijo, confiada.

Lanzarote seguirá a la espera un año más

La puesta en servicio de la Oncología Radioterapia en Fuerteventura no prestará atención a los pacientes de Lanzarote. En principio, explicó la jefa del servicio en el Hospital Negrín, "los pacientes de Lanzarote seguirán yendo a Gran Canaria. Está previsto que probablemente en un año, esta entrevista la estemos haciendo en Lanzarote". Sin embargo, por ahora "ellos tienen que seguir viniendo aquí a Gran Canaria. Evidentemente, si alguien quisiera hacer un acercamiento, pues tampoco habría problema, pero inicialmente la prioridad ahora mismo son los pacientes de Fuerteventura, y yo creo que estamos haciendo una puesta en marcha muy ordenada".

"El cáncer es ahora mismo una de las principales causas de muerte en nuestra sociedad, por tanto es una enfermedad que está a nuestro alrededor de forma constante. Hay que dar un buen servicio y una buena respuesta al ciudadano que necesite atención oncológica", declaró Marta Lloret.

El acelerador lineal del hospital entrará en funcionamiento en julio
Comentarios