viernes. 12.08.2022
MARCIAL MORALES, EX PRESIDENTE DEL CABILDO DE FUERTEVENTURA

"Una alianza con AMF sería un mal negocio para CC porque sería reconocer que hay que tirar de la cantera de otros equipos"

Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura.
Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura.

“Sergio Lloret no es una persona carismática; es muy solvente técnicamente, pero no se desenvuelve bien en la calle”

“Hay mucha incertidumbre con las próximas elecciones, sobre todo en Puerto del Rosario”

“Mucha gente que vive en Lanzarote y Fuerteventura no ha nacido aquí y nos tenemos que adaptar a esa nueva realidad”

 “El PP necesita reunificarse en Fuerteventura como agua de mayo”

 “En Fuerteventura la división que han tenido siempre en el PP les va a impedir un crecimiento tan espectacular como podrían tener por la ola nacional”

“En las próximas elecciones se va a hacer la primera prueba de fuego para saber si hemos hecho o no bien el cambio en el Gobierno de Canarias, si nos hemos adaptado a este nuevo tiempo y si la oposición nos ha servido en ese sentido, más allá de la cura de humildad”

“España entra con una posición débil a las negociaciones por la mediana porque Pedro Sánchez ha convertido al Estado español en rehén del sátrapa marroquí”

El ex presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, analizó este martes en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope el futuro político de las islas orientales de cara a las próximas elecciones. Piensa que la ola del Partido Popular se va a notar en Canarias pero tiene claro que los populares necesitan reunificarse como agua de mayo si quieren subirse a ella en Fuerteventura. Cree que aunque Ángel Víctor Torres ha estado a la altura de las circunstancias en esta época de volcanes y pandemias, Pedro Sánchez ya no es el activo que fue en su momento sino un lastre en las filas socialistas, y eso se puede notar también en las islas. Asegura que CC tendrá que enfrentarse a la prueba de fuego tras estos años en la oposición en el Gobierno autónomo y sobre la tan renombrada unidad del nacionalismo, explica que puede que la necesidad haga ocasión. Se mostró satisfecho con la presencia de José Miguel Ruano en las prenegociaciones sobre la mediana con Marruecos aunque no confía mucho en un vecino que, en su opinión, va a utilizar todas sus artes, malas y buenas, para salirse con la suya, como ha hecho en otras ocasiones.

- ¿Se va notando ya el ambiente tenso ante la proximidad de las elecciones en Fuerteventura?

- Sí, cada día va a haber más ruido, noticias, rumores… y lo principal es que hay incertidumbre y nervios porque en las próximas elecciones van a cambiar algunas cosas. A nivel nacional cambian las olas, hay mucha incertidumbre en lo local y en Fuerteventura todavía queda mucho por decidir. Las expectativas se centran en Puerto del Rosario, donde está todo por ver, así que es normal que los que han hecho de la política profesión y piensan que el año que viene se pueden quedar en el paro, estén moviéndose que no paran.

- Hay gente que tiene auténtica desesperación pensando que les pueden dejar fuera…

- En el relevo generacional, que es algo magnífico y que hay ocurrido en Fuerteventura y que ha traído a mucha gente muy preparada, ha supuesto el advenimiento de algunos y la llegada de advenedizos y gente que no tiene mucho que aportar y que lo primero que pregunta es cuánto se cobra aquí pensando en tener un buen sueldo y no trabajar mucho. Esto está haciendo mucho daño al mundo de la política, ya de por sí no demasiado prestigiado últimamente.

- ¿Cree que a CC le ha venido bien estar un tiempo en la oposición del Gobierno de Canarias?

- Ahora mismo el principal reto que tiene CC es ilusionar y recuperar la sintonía que siempre tuvimos con la mayoría de la población porque hemos sido capaces de representarla como nadie, fundamentalmente porque nacemos como una fuerza política vinculada a una tierra que necesita como agua de mayo a gente que la defienda porque en Madrid ni saben que existimos. Las cosas cambian, la población cambia… en Fuerteventura, dos tercios de la población no nacieron aquí así que tenemos que adaptarnos a los tiempos siendo útiles y en ese reto estamos y en las próximas elecciones se va a hacer la primera prueba de fuego para saber si hemos hecho o no bien el cambio, si nos hemos adaptado a este nuevo tiempo y si la oposición nos ha servido en ese sentido, más allá de la cura de humildad. Esta nueva realidad se nota mucho en Canarias y sobre todo en islas como Lanzarote y Fuerteventura.

- Hablaba de la ola y se ha visto lo que ha pasado con el PP en Andalucía. En Canarias Manuel Domínguez parece un candidato potente. ¿Cree que va a haber una subida considerable del PP también en el Archipiélago?

- Va a haber un crecimiento, no sé si notable. Ángel Víctor Torres ha escapado bien en esta legislatura ante el cúmulo de desgracias a las que ha tenido que hacer frente. Lo que pasa es que el PSOE está perdiendo la ola. Pedro Sánchez era un activo hace unos años pero ahora mismo es un lastre para el PSOE y eso va a ser un hándicap importante para la marca. La marca del PP está en crecimiento pero todavía en islas como en Fuerteventura la división que han tenido siempre les va a impedir un crecimiento tan espectacular como podrían tener por la ola nacional. Además, lo que saque VOX lo va a sacar en buena parte del potencial crecimiento del PP y eso va a logar igualar muchísimo las fuerzas en el caso de la isla entre el PP, PSOE y CC, que van a estar ahí ahí y en Canarias es posible que el PSOE decrezca un poquito. CC podría acercarse a como está aunque seguramente un poquito menos y el PP algo tiene que subir. El suelo actual es muy bajo y es normal pensar que pueda estar por encima de los 15 diputados.

- Pilar González ha insistido en que su deseo es volver al PP aunque parece que a Fernando Enseñat se le nota molesto con el tema. ¿Cree que llegará la unidad?

- Ese es el reto que tiene Manuel Domínguez. El PP en Fuerteventura tiene más fuerza fuera que dentro, algo absolutamente paradójico, y La Oliva es un buen ejemplo. El PP tiene allí 8 concejales en teoría y 1 en la realidad; es decir, como marca PP tiene 1 concejal de 21; sin embargo, el partido que lidera el padre de Pilar tiene 3 concejales, el que lidera Pedro Amador tiene 4 y no dejan de ser escisiones temporales del PP. Por tanto, estaríamos hablando de 8 sobre 21 cuando en la realidad tiene 1. Ese es un buen ejemplo de lo que es el PP en Fuerteventura. Necesitan reunificarse como agua de mayo y recuperar a personas que han significado mucho y que pueden consolidar un voto que va a subir por la propia ola. Las elecciones de Andalucía han supuesto un aldabonazo importantísimo y si el PP sabe aprovecharlo, es una tendencia que solo supone subirse a la ola y dejarse llevar.

- ¿Le parece que ha sido un acierto dejar a Sergio Lloret en la Presidencia del Cabildo o cree que CC tendría que haber peleado por tenerla?

- CC solo tenía dos opciones, o quedarse en la oposición, que era la que yo prefería, aunque yo soy uno más y no estoy en ningún órgano de decisión, hacer una buena oposición como se hizo la vez anterior, que CC estuvo en la oposición en el Cabildo y después se ganaron las siguientes elecciones; o la opción actual, que era entrar en el Gobierno. Como no teníamos una mayoría amplia, no quedó otra opción que ser segundo en el baile. Fue lo que se hizo y eso tiene, a bote pronto, una parte positiva, que es permitir que se demuestre el magnífico equipo de gente joven que tiene CC en el Cabildo pero tiene el hándicap de que también el tirón que da la Presidencia lo tiene otra persona. Sergio Lloret no es una persona carismática; es muy solvente técnicamente, pero no se desenvuelve bien en la calle. Es previsible que no le saque el partido que podría tener la presidencia del Cabildo desde el punto de vista electoral y mi previsión es que si la AMF se presentan solos van a estar en torno a lo que tienen o cero.

- ¿Cree que Sergio Lloret se podía plantear incorporarse a una formación más fuerte como CC?

- Estoy convencido de que eso sería una opción magnífica para la AMF aunque no sería tanto una integración como una alianza preelectoral en la que Sergio pudiera encabezar el Cabildo. Sin embargo, eso sería un muy mal negocio desde el punto de vista electoral para CC porque supondría reconocer que hay que tirar de la cantera de otros equipos para poder presidir la primera institución de la isla. CC tiene cuadro para hacerlo y estoy convencido de que la candidata será Lola García. Creo que es lo natural aunque ahora falta dar un impulso importante a esa candidatura y volver a ilusionar, como lo hizo siempre, CC.

- Lleva años hablando de la unidad del nacionalismo y sigue sin poder hacerse. ¿A quién responsabilizaría?

- Entre todos la mataron y ella sola se murió. Cuando uno habla con ambas partes ve una distancia abismal; es decir, el tono con el que se habla de la otra parte no es uno que induzca a entenderse. La necesidad puede ser la oportunidad porque ni NC está para subir ni para tirar cohetes ni CC puede permitirse demasiados lujos. Por tanto, es posible que la unidad nazca en situaciones como la de Santa Lucía de Tirajana, donde ha funcionado magníficamente el pacto CC-NC y ambos pueden crecer yendo en cierta unidad; en Telde tampoco ha funcionado mal tampoco. Este tipo de experiencias pueden ser espacios en los que ir creciendo de abajo arriba porque no somos tan distintos y son exclusivamente los personalismos y los instintos de supervivencia de algunos los que están manteniendo la división.

- ¿Le ha llamado la atención que Julio Pérez haya contando con José Miguel Ruano en el equipo negociador de la mediana con Marruecos?

- Cuando salió la noticia de la expedición canaria que salió para convencer a la expedición española, porque Canarias ni siquiera va a estar presente en esas conversaciones sino solo en la previa con la parte española de esa negociación, seguro que mucha gente pensamos que si estaba José Miguel Ruano, había garantías porque hay pocas personas tan solventes a nivel jurídico y político en Canarias. Yo he tenido la suerte de ser compañero suyo y se aprende cada hora que se está junto a él. Por lo tanto, esa puede ser la primera garantía. Por cierto, no aparece por ningún lado en las imágenes de la reunión.

- Porque parece que cogió covid y tuvo que entrar por videoconferencia…

- Entonces tiene una explicación. Ya han dicho que van a ser conversaciones largas y que Marruecos va a utilizar todas sus artes; habrá quien diga malas artes, para entretener, enredar y ganar ventaja, porque voluntad de acuerdo seguro que no tienen ninguna y lo han demostrado abiertamente, que son un mal vecino y, por tanto, lo único que van a hacer es enredar. España entra con una posición débil a las negociaciones por la mediana porque Pedro Sánchez ha convertido al Estado español en rehén del sátrapa marroquí. Aquí no se está hablando del pueblo marroquí sino de una oligarquía que gobierna Marruecos y, por tanto, no es un buen arranque. De momento, que ya Marruecos pase de las decisiones unilaterales a sentarse en una mesa hay que agradecerlo, por triste que resulte, pero por lo menos, se está hablando. Dios nos libre de que haya que utilizar los antecedentes de defensa que ha hecho el Gobierno central de Canarias porque no nos han tenido en cuenta casi nunca y para casi nada.

"Una alianza con AMF sería un mal negocio para CC porque sería reconocer que hay que...
Comentarios