sábado 21/5/22

La Cooperativa Agrícola de Gran Tarajal renace para llevar "productos de calidad al mercado interior"

Ha vuelto a abrir sus puertas esta sociedad que llegó a exportar millones de toneladas de tomate, y que ahora, tres años después de cerrar, cultiva verduras, frutas y hortalizas de calidad y kilómetro 0. La cooperativa participa también en Feaga 2022

cooperativa Gran tarajal
cooperativa Gran tarajal

La Cooperativa Agrícola de Gran Tarajal está presente en Feaga 2022, con un puesto de frutas y verduras procedentes del sur de la isla, que han cultivado para la feria agricultores de Pájara y Tuineje. Pero la novedad es que la sociedad retoma su actividad tres años después, tras cerrar sus puertas a su actividad principal históricamente, la exportación del tomate.

Como explica Arturo Hernández, ingeniero agrícola y presidente de la cooperativa, han sido años muy duros en que los asociados han tenido que reinventarse. "En 2019, se cerró la actividad de tomates, por factores como las dificultades propias de la exportación, los incrementos de costes, y también por la influencia de terceros países. Ahora, también con la crisis del combustible, nos hemos reorientado a abastecer el mercado interior", señala Hernández.

Cooperativa AGRÍCOLA de Gran tarajal

Tras abrir sus puertas de nuevo, a principios de abril, los socios de la Cooperativa recibieron a sus primeros clientes con alegría, pero sobre todo también "los consumidores lo han valorado muy bien, por tener cercano un punto de venta de productos locales". Además, agrega, la sensación es de satisfacción, porque "la gente ha venido y ha repetido, y otros han llegado después, porque les avisaron los primeros. Eso es que están contentos".

El local está en Llanos de La Higuera, en un espacio junto a la conocida como cooperativa del pienso, y a medio camino entre Gran Tarajal y Tuineje, con la comodidad del aparcamiento, y en horario de venta al público de lunes a viernes, de 9:00 a 14:30 horas.

Allí, el cliente puede encontrar producto local y kilómetro cero, explica el presidente de la sociedad, "donde poder llenar la cesta para hacernos un potaje o una ensalada". Berenjenas, calabacín blanco y negro, lechugas de varios tipos, pepinos, calabazas, limones de una finca de Tuineje, fresas, espárragos, papas y batatas, coles… son sólo algunos de los productos ofertados.

Y además, con el aliciente de favorecer la actividad del campo majorero, pues como explica Arturo Hernández, "el producto local cumple una misión. Cuando consumimos local, reducimos la huella de carbono por el menor trayecto de transporte, y al mismo tiempo es una ayuda a la economía local, generando empleo directo e indirecto a través del sector agrícola". Y es también un apoyo a la calidad ambiental, porque "los productores locales generan paisaje".

El contexto de precios al alza en los supermercados puede suponer un aliciente también para el comprador, porque aun siendo generalmente un poco más caro, "los precios se pueden mantener cuando producimos local. No estamos en esa política de precios abusivos, ni en el juego de subidas y bajadas. Los agricultores han mantenido el precio, aunque se han incrementado los costes de los insumos. El fin que perseguimos es una estabilidad de los precios, de modo que los agricultores puedan tener un medio de vida", explica el presidente. 

Arturo Hernández
Arturo Hernández, presidente de la cooperativa.

Aunque la cooperativa ha resurgido con fuerza, Hernández entiende que "todavía estamos en un punto vulnerable", hasta que termine de despegar. "Las fincas que antes producían tomate, ahora cultivan más variedad en menos espacio. Gracias a las ayudas que nos ha dado el Cabildo, salimos adelante, y estamos trabajando también en el relevo generacional. La gente joven no está todavía por la labor, pero es el objetivo".

Las expectativas de futuro son buenas, y confían que el mercado interior. "Con los costes de los transportes, o la doble insularidad, se hace difícil que vuelva la exportación. En el mercado interior "hay oportunidad, y también en el impulso de cultivos exóticos, como por ejemplo pintanga o maracuyá, que la gente cada vez conoce y demanda más".

La Cooperativa Agrícola de Gran Tarajal llegó a producir hasta tres millones de toneladas de tomate. Esa época parece que no va a volver, pero sí hay una oportunidad de futuro para sus treinta asociados  en la producción a pequeña escala, y afronta otros retos de comercialización en Canarias, mejoras en los sistemas de producción, producción de semillas, e incluso de venta online.

La Cooperativa Agrícola de Gran Tarajal renace para llevar "productos de calidad al...
Comentarios