domingo 20/6/21
Jesús Giráldez, activista de la Coordinadora Montaña de Tindaya

“Durante más de 20 años se demandó al Cabildo la declaración integra de BIC en Tindaya”

jesús giraldez

“Nos alegraremos del todo cuando ya este declarado oficialmente y sobre todo, cuando en un futuro esa montaña pueda ser un parque arqueológico”

“Miles de personas han sostenido esta lucha colectiva, la más longeva de Canarias, que tiene viso de que por una vez ganemos”

Jesús Giráldez, activista y representante de la Coordinadora Montaña de Tindaya, ha explicado en una entrevista realizada en "La Mañana" COPE Fuerteventura cómo ha sido el proceso de lucha para proteger la montaña de las prospecciones de la ladera y del conocido proyecto del artista vasco Chillida. El Gobierno de Canarias se encuentra en medio de un procedimiento legal por el cual se declara Tindaya como Bien de Interés Cultural (BIC), la denominación máxima de protección del medio, a lo que Giráldez señala que tras tantos años de lucha hasta que no sea irreversible no “estarán contentos”. Sin embargo, ha agradecido a todas esas personas que han colaborado en los más de 20 años que han desembocado en esta situación, “por fin ganamos los buenos”, añade el activista.

- El gobierno de Canarias declaró Bien de Interés Cultural la montaña de Tindaya en su totalidad, no como hasta ahora que solo lo era la cima donde se encuentran los Podomorfos, ¿qué representa esto para una persona que lleva luchando desde el principio por que se reconozca el patrimonio de la isla?

- Mucha alegría, pero quiero matizar, cualquier lugar del estado español en la que haya una estación de grabados rupestres es declarado de bien cultural, por ministerio de Ley, que se llama. Durante más de 20 años los colectivos ecologistas y los profesionales de la arqueología, estaban demandando al Cabildo que delimitara la montaña declarándola de Bien Cultural, es decir, que delimitara el territorio que hay que proteger, y tuvo que ser con una sentencia judicial planteada por la Federación de Ecologistas Ben-Mahec la que obligó al cabildo a delimitar ese bien cultural. Lo que hizo el Cabildo fue constreñir esa delimitación lo máximo posible de tal manera que solo quedaba protegida la cima de la montaña, un BIC que es la figura máxima de protección del Estado español, y lo delimitaron tanto para permitir que el proyecto de Chillida de agujerear la montaña se pudiera realizar. Eso se intentó frenar en los tribunales y no procedió porque dijeron que la delimitación se ajustaba la ley. Ahora lo que se hace es que se ha incoado el expediente para delimitar definitivamente, es decir, ampliar la protección a toda la montaña y su entorno. Previamente lo que ha hecho el Gobierno de Canarias es solicitarlo al Cabildo y el este no ha respondido por lo que el Gobierno regional ha asumido las competencias. Lo que se hizo después fue una serie de prospecciones en las que se documentaron yacimientos arqueológicos independientes a la estación de grabado, a los Podomorfos, que son los que justifican la nueva protección. Con lo cual, el expediente ahora esta en curso desde el primer minuto y queda delimitado cautelarmente a efectos reales como un elemento de bien cultural, pero todo esto tiene que pasar por la aprobación de una comisión técnica y el Consejo de Gobierno de Canarias, cosa que no dudamos que ocurra, pero como hemos visto tantas cosas raras a lo largo de esta historia de más de 20 años de defensa de ese patrimonio, por lo que nos alegraremos del todo cuando ya este declarado oficialmente y sobre todo, cuando en un futuro esa montaña pueda ser un parque arqueológico que muestre a residentes y turistas los verdaderos valores que contiene.

- ¿Se han encontrado nuevos yacimientos?

- Los grados que existen en la montaña de Tindaya tienen forma de pie, pero no son exclusivos de Tindaya. En Fuerteventura hay otras montañas que contienen Podomorfos, en Lanzarote también, y en otras islas se han encontrado grabados similares, pero no constatan como Podomorfos, porque hay ciertas dudas. Estos pies vienen de donde vienen los pueblos originarios que poblaron Lanzarote y Fuerteventura, que es el norte de África, yo mismo pude ver una maravillosa estación de grabados en el Antiatlas marroquí, ya lindando con el Sahara, en el que había cientos de podomorfos, digamos que se trata de un vestigio arqueológico reconocido. A lo largo de la montaña de Tindaya han aparecido más de doscientos grabados y además solo grabados, solo podomorfos y en gran cantidad, lo que tiene una importancia muy grande porque es la estación de Podomorfos más importante que se ha descubierto en el planeta. A parte, en la ladera de Tindaya, en el camino, que se suele utilizar de acceso a la cumbre se habían descubierto en el año 98 una serie de amontonamiento de piedras que ala vista de un neófito o un desconocedor de la arqueología no le daría importancia, pero una arqueólogo, determino que había combustión en los restos de esos montones además de huesos de ovicápridos, es decir de cabras y ovejas, además pequeños, baifos… Esos amontonamientos, que se contabilizaron 12, ahora se ha vuelto a insistir en su investigación. A su vez en la base de la montaña había tres poblados. De los cuales solo queda uno en la actualidad y es conocido como la Majada de los Negrines, donde hay mucho material de superficie, hay estructura de vivienda, hay incluso “cazoletas” y después en todo el perímetro de la montaña hay una serie de yacimientos arqueológicos como la cueva de Las Brujas o un Efequén. Todo esto indica o abunda en el hecho a considerar que la montaña de Tindaya fue un sitio muy especial para el pueblo majorero que la eligió probablemente por lo mismo que la elegimos ahora, por su belleza, por su especial geografía y la eligió para realizar una serie de ritos vinculados con su mundo mágico y religioso.

- ¿Una vez sea catalogada con el BIC ya quedaría protegida toda esa zona?

- Claro, porque al ampliar el perímetro, el plan insular de Fuerteventura recoge que a cualquier BIC se le añaden 100 metros alrededor que no es tan protector, pero bueno tiene muchas limitaciones lo que se puede hace en ese colchón de protección. Quedaría legalmente protegida, pero en efecto queda mucho por trabajar. De hecho, llevan 10 años prohibidas las subidas y todos los días hay personas que la suben incluso con pero porque no hay vigilancia sobre ese patrimonio cultural y medioambiental, y está dañando la estación de grabados, los de Tindaya y los de cualquier otra estación de canarias, son muy poco perceptibles y dependen de la incidencia d la luz del Sol y demás, y si no sabes dónde están son tantos los que hay en la cima que seguramente estás caminando por encima del Podomorfo, con lo cual los estas afectando.

- La declaración de BIC supone una protección a nivel legal, pero ¿existe realmente una protección de Tindaya en ejecución que no permita ese tipo de degradación del territorio en sí?

- Fehacientemente no, es decir, esta en el plano teórico. El Cabildo puso esta legislatura a través de la Consejería de Cultura advirtiendo en inglés y español que no se puede subir a la montaña, porque hasta que no se concluyan los estudios y se adecúe para que se pueda visitar, que se abstengan de subir. Además de que corren el riesgo de ser multados, pero la realidad es que hay poca vigilancia medioambiental por falta de recursos humanos, es una isla muy grande, y son pocos los inspectores y los vigilantes, mucho de ellos están de bajas, o uno esta en isla de lobos, otros mirando el marisqueo… imposible tener a una persona del cuerpo de funcionariado actual que este vigilando permanentemente la montaña y teniendo a una persona alrededor que vigile un poco, porque el acceso a la cima la más cómoda y la que se utiliza normalmente es la ladera que da al pueblo de Tindaya. Una de las demandas de la coordinadora de Tindaya de hace mucho tiempo y que no ha prosperado es poner esa vigilancia, igual que tiene el edificio central del Cabildo o el Palacio de Congresos, que menos que un patrimonio tan valioso como es Tindaya tuviera una vigilancia como esa.

- Además de vigilancia habría que pensar en realizar visitas seguras a esos Podomorfos en la cima de la montaña.

- Hay una cierta paradoja, desde que se puso la medida cautelar llevo 10 años sin subir a Tindaya, con lo que las personas que estábamos acostumbradas a subir y que somos conocedores de la zona no estamos subiendo por rigor ético, pero como no hay control ético la gente sigue subiendo. El objetivo efectivamente primero está la protección y luego la divulgación porque de nada sirve proteger si no hay una divulgación y la gente no sabe lo que tiene. Primero como recurso cultural, esto es parte de nuestra historia de nuestra cultura y de nuestro medio amiente, recordemos que Tindaya es el territorio de Canarias que tiene más figuras de protección por sus valores paisajísticos geológicos e históricos y la finalidad es convertirlo en un parque arqueológico. La propuesta incipiente es que la Casa Alta que se rehabilito hace algunos años y que el Cabildo por desgracia la tiene como un museo de Chillida en vez de un museo de Tindaya, lo que se quiere es revertirlo y que se convierta en un centro de interpretación y de vigilancia en el que se propone reservar una sala para desarrollar una recreación en 3D para la gente que no puede, por impedimento físico, o que no quiera subir a la montaña, pueda meterse en una sala en la Casa Alta y caminar por Tindaya a través de una interpretación audiovisual, y después también visitas guiadas en tiempo y forma a la montaña, pero con gente preparada y formada. Que además debería ser gente formada del propio entorno y dar la posibilidad de generar puestos de trabajo directo, que tenga que ver con la gente del pueblo y alrededores, es decir, lo que se hace en cualquier sitio civilizado, conseguir que los sitios simbólicos especiales puedan ser visitados para obtener información. Nosotros como coordinadora no hemos elaborado como tal este proyecto, pero si hemos dado las líneas generales de lo que se pretende. Antes del cambio de legislatura, la Consejería de Cultura que llevaba Andrés Briansó estaba trabajando en estos proyectos, pero desconozco si se les dará continuidad con el nuevo consejero de Coalición Canaria Rayco de León, esperemos que sí. Entonces, esos proyectos existen, pero hasta que no se termine de aprobar y delimitar el Bien de Interés Cultural nada de esto se puede llevar a cabo, todos estos proyectos se tendrán que coordinar para la creación de este parque arqueológico.

- ¿Se generaría empleo además con esta propuesta, entonces?

- Ese era el argumento principal que usaba la clase política y empresarial para seguir adelante con el proyecto de Chillida, la generación de empleo y el dinero, pero voy a poner un ejemplo paradójico: en el norte de Portugal hay un sitio que se llama Foz Coa, por donde pasa el río Coa, donde hace como 20 años apareció una estación de grabados del paleolítico superior, de animales sobre todo, cuando aparecen, en ese valla había un proyecto para construir una gran presa que inundaría todos esos grabados,  y se desató la polémica, en una primera instancia, la gente de la comarca y los pueblos cercanos apoyaba la empresa porque generaba puestos de trabajo, pero hubo una gran movilización sobre todo estudiantil y de un candidato socialista que dijo que si llegaba a ser presidente aquello se convertiría en un parque arqueológico y en la actualidad una gran parte de la comarca vive de ese parque, ese yacimiento atrae a montón de gente, donde hay visitas guiadas con gente preparada y que además tienen que ser de grupos muy reducidos de personas, solo cinco personas, con lo que se han creado 150 puestos de trabajo directos, pero después todos los pueblos viven de esa economía generada por los visitantes que van al parque arqueológico. Igual podría pasar en Tindaya. Los residentes deberían contemplar su patrimonio gratuitamente, pero sí creo que se podría cobrar un precio simbólico a los turistas como ocurre en Gran Canaria, un dinero que sirve para el mantenimiento como parga pagar a las personas q se encargan de su vigilancia y su estudio.

- ¿Esta lucha por Tindaya comienza una vez el Gobierno de Canarias encarga a Chillida este “monumento” en 1994?

- Quiero hacer una matización sobre eso porque a veces se generan medias mentiras, y termina calando el discurso del poder que para desprestigiar el discurso ecologista decían que nunca habíamos dicho nada de Tindaya hasta que apareció Chillida, como un reflejo egoísta, pero para eso está la hemeroteca. En 1984 el diario de Las Palmas publicaba un titular que decía “Los ecologistas advierten de la destrucción de Tindaya”, en aquel momento estaban operando en las laderas las canteras de Rafael Bittini para extraer traquita que ahora recubre sitios emblemáticos como los juzgados de Puerto del Rosario. En ese momento, cuando los ecologistas y los arqueólogos denunciaban que Tindaya estaba siendo afectada, el Cabildo defendió a las canteras, y después encima utiliza el argumento falaz de que empezamos a movilizarnos, lo que pasó es que se movilizó más gente, porque ya era una afección que suponía el vaciado de la montaña.

- Además, se trató de un proyecto con proyección exterior

- Se invirtió una gran cantidad, se pagó un avión para traer periodistas de los mejores medios nacionales más importantes para divulgar el proyecto de Chillida, que decimos Chillida por decir algo, pero lo único que hizo un esquema que ya traía, no era un proyecto pensado para Tindaya, el buscaba una montaña donde hacer su obra culmen, obviamente en su propia tierra sería impensable plantear un vaciado en cualquier montaña vasca relevante, y no sabemos que pudiera pasar porque en el País Vasco hay una gran tradición de subir al monte los fines de semana, lo que pasa es que Chillida encontró en Tindaya lo que no encontró en otros lugares, pero no dejó de ser un boceto, una idea, que era lo que hacia en las esculturas en su ultima época, de vaciar el interior de la cultura hacerlo en un gran espacio natural, pero el proyecto vino después porque se trata de un proyecto de ingeniería, porque recordemos además que el artista falleció hace muchos años (2002), es una obra de arte sin artista.

- ¿Fueron sus herederos los que apostaban porque se llevara a cabo?

- Claro, es que los hijos de Chillida viven del padre. No todos, pero gran parte de ellos viven de la herencia intelectual y económica del padre que era el artista, pero los hijos son agentes mercantiles que quieren redito monetario de agujerear la montaña de Tindaya.

- ¿Cómo ha sido esa lucha por conseguir paralizar este proyecto?

- ¿Cuántas horas tenemos? Tú imagínate, son 26 años ha sido una cantidad inmensa de actos de denuncia de protesta de actos lúdicos, pero, sobre todo, informativos, intentando trasladar la información a la opinión pública contrarrestando la información que se da por parte del poder que minusvaloraba los valores reales de la montaña y amplificaba la repercusión que pudiera tener el proyecto de Chillida. Contrarrestar eso es muy complicado para gente que hemos dejado nuestro tiempo y nuestro dinero y que no tenemos esa repercusión. Ha sido un constante, han pasado miles y miles de personas por este movimiento, en Fuerteventura, en cualquiera de las islas, en el Estado español e internacionalmente, ha habido mucho apoyo y gracias a eso nos hemos mantenido la gente que hemos estado al pie del cañón y creemos que ha tenido una incidencia importante, la obra no se va a hacer por muchas causas, Podomorfo una de ellas en el primer momento que se plantea la obra la mayoría de la población majorera, con buen criterio, consideró que eso podía ser una obra positiva ara la isla, la última encuesta que se conoce es de 2017 donde ya era el 45% - 49% apoyaba que Tindaya existía como monumento, y solo tenía el apoyo de un 38%, ahora creemos que sería todavía mayor quienes creen que hay que proteger la montaña, y en eso creemos que la labor constante de presencia en los medios de charlas y de información ha tenido su repercusión.

- ¿Cree que la información ha sido determinante para dar a conocer la relevancia de Tindaya y también para hacer entender que puede traer los mismos beneficios económicos?

- Está claro, oponerte a ese proyecto tiene motivos, es una cosa inverosímil y que además estaba fomentada por partidos nacionalistas a los que se les supone que en su impronta está la defensa de los símbolos, de su patrimonio cultural y medioambiental y aquí pasó lo contrario, se ha minusvalorado y además para darle cabida a algo virtual y de muy difícil plasmación. Aquí ha habido muchas aristas, porque recordemos que ha habido un robo de dinero publico en los que se cuantifica unos 30 millones de dinero público. Y también hay un aspecto técnico hablamos de un cubo de 50 metros de lado, medio campo de futbol. Imagina ahora un cubo interior en una montaña, que, además, requiere que tenga un techo plano que es mucho menos estable que una bóveda, que además se inventaron, precisamente, porque resiste más los volúmenes, y los pesos. Sobre ese techo plano quedaban toneladas de montaña además la piedra de Tindaya por su propia formación geológica que se conoce como formación de capas de cebolla, son coladas de lava independiente y de 2 metros de grosor q no tienen continuidad, sino que se suman unas a otras. Se trata de una geología única, la traquita la hay en varias islas, en Fuerteventura también hay algún otro episodio, pero la diferencia es el nacimiento de esa montaña. Ahí había hace 20 millones de años un volcán, de entre 3.000 y 4.000 metros de altura, conocido como el volcán de Tetir, porque ahí tenía su centro, en ese momento contaba Fuerteventura con tres volcanes de esta magnitud, uno en la zona de Toto y otro que sería el de Cofete. Esos tres edificios volcánicos alcanzaron tanta altura que los procesos erosivos actuaron sobre ellos y se produjeron desplomes perdiendo todo el material los cuchillos que se llaman en ftv son los restos de esos edificios. Cuando ese edificio estaba formado, Tindaya surgió en su interior, pero no llego a ver la luz, como una pequeña fisura de ese gran edificio que era de basalto y ahí surgió traquita y se quedó consolidada dentro, es lo que se llama en geología un pitón intrusivo. Con el tiempo, con la erosión el edificio exterior se desmantela dejando esa hija que es Tindaya, por eso es tan diferente en su forma y en su color. Por eso quiero agradecer desde aquí a las personas que de alguna forma han mostrado su apoyo a que Tindaya sobreviva, han sido miles de personas, con distinto nivel de involucración, pero han sido muchísimas las que han sostenido esta lucha colectiva, la más longeva de Canarias, que tiene viso de que por una vez ganemos, como me decía una amiga hace no mucho “ya era hora de que por una vez ganásemos los buenos”.

“Durante más de 20 años se demandó al Cabildo la declaración integra de BIC en Tindaya”
Comentarios