viernes 23/10/20
Antonio Hormiga, presidente de Asofuer

"Es preferible pagar los test que pagar la catástrofe que nos viene encima”

En apenas dos semanas dará inicio la temporada turística de invierno sin que se hayan establecido corredores sanitarios seguros y sin haber despejado las dudas sobre qué tipo de prueba llevar a cabo a los turistas o dónde se realizarán. Una situación que produce gran malestar en el sector empresarial del archipiélago que pide celeridad y duda de “poder llegar a tiempo”. El presidente de la patronal turística majorera, Antonio Hormiga, aseguraba en una entrevista este viernes en Cope Fuerteventura que los políticos “son una especie de inconscientes. No tienen conciencia de los daños colaterales que vamos a tener si la temporada de invierno no la sacamos adelante; es una verdadera catástrofe”. Acusó de “dejación” a los poderes públicos que “nos han prometido el oro y el moro pero realidades, ninguna”. Se trata, insistió, de una medida imprescindible y urgente si se quiere reactivar la actividad turística y constató que “es preferible pagar los test que pagar la catástrofe que nos viene encima”.

antonio y mario

Acompañado del gerente de la entidad, Mario de La Cruz, advirtió de que si la situación se prolonga hasta marzo de 2021, se va a producir un efecto dominó, “y van a caer grandes, chicos, de todos los colores porque esto no se puede aguantar y tampoco se pueden pagar infinitamente los ERTEs”.

Los representantes de Asofuer criticaron el exceso de burocracia en el país que imposibilita la rápida reacción experimentada por otros destinos, competidores directos, como Portugal o Grecia que están captando a parte del turismo que tradicionalmente venía a Canarias gracias a que han sabido jugar sus cartas y presentarse como destinos seguros.

En este punto, reivindicaron las bondades de las Islas para proyectarse como zonas Covid free y pusieron sobre la mesa que “las compañías aéreas y los turoperadores están más desesperados que los hoteleros por que se abran estos corredores seguros”.

Apuesta por corredores propios  y la acción de los gobiernos regional e insular

Mientras se terminan de perfilar en el gobierno central los acuerdos con otros países y el sistema de pruebas de detección de Covid, los empresarios majoreros confían en la voluntad mostrada por el gobierno regional a través del presidente, Ángel Víctor Torres, y la titular de Turismo, Yaiza Castilla, de seguir trabajando en la habilitación de corredores sanitarios propios para las islas. “La voluntad política la tenemos, el problema es cómo articular la parte técnica”, explicó De La Cruz.

En esta línea, aplaudieron la línea de subvenciones aprobada este jueves en el Consejo de Gobierno de dirigir 4 millones de euros a las pymes turísticas del archipiélago para paliar parte de los costes que han tenido que sufragar a fin de hacer frente a la adaptación de los establecimientos a los protocolos de Covid.

Desde Asofuer también valoraron “muy positivamente” el decreto en el que trabaja el Cabildo de Fuerteventura para modificar la ley de Turismo en el apartado relacionado con el derecho de admisión. La idea es que los establecimientos hoteleros puedan exigir al huésped un test negativo en Covid como condición indispensable para el alojamiento.

Los hoteleros esperan la pronta puesta en marcha de algún tipo de sistema en estas líneas que permita ofrecer mayor seguridad al turista, reactivar el sector y también “ir dando confianza para que pierdan el miedo a viajar”. Así, habrá que ir “ganando turista por turista”.

De momento, la realidad es que la ocupación hotelera se sitúa entre el 10 % y el 20%. Si se ponen en marcha con urgencia los corredores y se mantine reducido el índice de contagios “podremos llegar a tener entre el 40% y el 60% de ocupación, en la temporada de invierno”, concluyeron.

"Es preferible pagar los test que pagar la catástrofe que nos viene encima”