domingo. 26.06.2022
PRIMER CORTO DE MARIAM HERNÁNDEZ COMO DIRECTORA Y GUIONISTA

"A veces buscamos el paraíso fuera, cuando lo tenemos aquí"

Mariam Hernández rodó en El Cotillo su primer cortometraje escrito y dirigido por ella. Una historia personal protagonizada por dos niñas, realizado para el festival Notodofilmfest. En su entrevista con Cope Fuerteventura, reflexionó sobre su carrera, su maternidad o lo que implica ser actriz

Rodaje de Mariam Hernández en El Cotillo.
Rodaje de Mariam Hernández en El Cotillo.

"Vamos niñas, otra vez: Yo de mayor, quiero ser un pescao", les dice Mariam Hernández a Leyre y Laia, de 6 y 8 años, también primerizas en un rodaje. Brilla el sol sobre los laguitos de El Cotillo, con el Faro del Tostón al fondo, mientras la actriz majorera rueda su primer corto escrito y dirigido por ella.

Tras más de quince años como profesional, protagonizando series, películas, haciendo teatro a nivel nacional, presentando premios, escribiendo blogs para revistas... Mariam Hernández se ha decido a dirigir su primera producción, en su tierra, Fuerteventura, como ella misma explicó en su entrevista en Cope Fuerteventura.

El metraje es para el Notodofilmfest, el mismo festival que Mariam ya ganó con el primer corto que protagonizó, ¡Tía, no te saltes el eje! (2006), que "hoy se estudia en las escuelas de cine, porque trata sobre el metacine", y "por el que empecé a trabajar a nivel profesional". Desde entonces hasta ahora, "siempre he estado vinculada a ese festival, y suelo presentar las galas cada año. Me habían propuesto hace un par de años dirigir, pero siempre me había dado mucho miedo".

Mariam Hernández, actriz majorera.
Mariam Hernández, actriz majorera.

Sin embargo, ahora la Fuerteventura Film Commission entra a formar parte del festival, con un premio para los cortos rodados en Fuerteventura, y "me han propuesto que este año sea la embajadora de ese premio, escribir y dirigir un cortometraje mío, de tres minutos y medio, rodado íntegramente en la isla".

Mucho ha llovido desde que Mariam Hernández dejó atrás su Fuerteventura natal para embarcarse, después del instituto, en unos estudios de audiovisuales que no terminó en Madrid, porque decidió formarse en la Escuela de Interpretación de Cristina Rota. Y de allí, dar casi inmediatamente el salto a la televisión tras aquel exitoso corto que le abrió las puertas a sus primeras series en menos de un año, Cuestión de Sexo y La Tira.

A día de hoy, su nombre aparece en cerca de cuarenta producciones solo en cine y televisión, con algunas series muy conocidas como Gym Tony o Amar es para siempre, y ha actuado a las órdenes de Antonia San Juan o Dani de la Orden, este último, director de Hasta que la boda nos separe, un film que, al igual que Qué te juegas, está a la a la carta en las grandes plataformas audiovisuales, como Netflix o HBO.

A pesar de todo ello, la actriz majorera mantiene su humildad, cuando dice que "yo juego en la segunda división", porque cree, "no he hecho una Casa de papel, un proyecto de estos que lo han petado en audiencia. Pero siempre estoy trabajando, eso es verdad". Y reflexiona cuando se le pregunta: "Es cierto, llevo más de quince años trabajando a nivel profesional," pues ha sido, junto a Guacimara Gil, la actriz majorera con una carrera más dilatada y constante.

De vuelta a El Cotillo, Mariam dirige a todo el equipo de La Creme Films, productora de Tenerife que se ha prestado a colaborar. "Vamos, repetimos", dice con un charco a sus pies. Uno de los técnicos lo comenta, "tiene que ser así, hasta que salga la toma como la tiene Mariam en su cabeza. A lo mejor es un énfasis, o una expresión concreta lo que busca". Ya lo adelantaba la propia directora novel: "El corto lo protagonizan dos niñas maravillosas, pero que no deja de ser difícil, porque una tiene seis años y la otra tiene ocho, y eso es un reto".

"El corto se llama La peninsular, y habla de dos niñas que están cogiendo pescaditos en los charcos, y una quiere irse a la península porque le parece un paraíso poder llegar hasta Disneylandia en coche. Habla un poco de cómo buscamos siempre el paraíso fuera, teniendo lo que tenemos", relata la actriz.

Y a la pregunta de si la historia habla de un momento personal, responde que sí, "tiene mucho que ver", porque "muchas veces nos olvidamos de lo maravilloso que tenemos. Yo siempre he buscado el viajar por el mundo, y al final me siguen pareciendo increíbles las playas de Fuerteventura. Sigo buscando el mar siempre allí donde viajo, porque esto lo llevamos los canarios en vena".

"El corto va un poco de del síndrome de la isla. Hay gente que se asfixia con el mar. Sin embargo, nosotros lo necesitamos". Podría haber elegido a dos amigos actores, otra historia, y rodar cada toma a la primera, pero Mariam quería "intentar algo que esté bien, y de lo que yo me sienta muy orgullosa", comenta.

Escribir y dirigir es un nuevo paso en su carrera, al igual que el último gran cambio en su vida, la llegada de su hija Nala. Aunque le gusta su trabajo, la vida del intérprete profesional conlleva épocas de incertidumbre, como cuando "encadenas seis casting, y no te llaman para ninguno", con los periodos de rodaje y grabación, en los que "te pasas todo el día", desde la madrugada hasta la tarde. "Y ahora somos una familia de dos...". Lo que está claro es que allí donde vaya, Mariam Hernández lo hará con una sonrisa por delante, como show-woman que fue desde pequeña, y aventurera ante cualquier reto.

Para el rodaje de La peninsular, Hernández agradeció la participación en esta producción de entidades como Fuerteventura Film Commission, el Cabildo de Fuerteventura, Turismo de La Oliva, y a todo el equipo de La Creme Films, a las maquilladoras de Fuerteventura Ana, Cristina y Eli, y a su amiga de la isla Esther Álvarez, por su colaboración desinteresada.

Equipo de rodaje de La Peninsular.
Equipo de rodaje de La Peninsular.

 

 

 

"A veces buscamos el paraíso fuera, cuando lo tenemos aquí"
Comentarios