viernes. 07.10.2022
TERO BRITO, PREGONERO DE LA PEÑA 2022

"La gente de la Vega de Río Palmas ha sabido mantener viva la llama de las tradiciones más antiguas"

Tero Brito (Valle de Santa Inés, Betancuria, 1954), ofrecerá el pregón de las Fiestas de La Peña 2022, a las 20:30 horas de este jueves, 15 de septiembre, en la Vega de Río Palmas. Su elección como pregonero responde a una trayectoria de 45 años desarrollando su labor periodística en Fuerteventura

Tero Brito, pregonero pregonero de las Fiestas en Honor a la Virgen de La Peña 2022.
Tero Brito, pregonero pregonero de las Fiestas en Honor a la Virgen de La Peña 2022.

Tero Brito (Valle de Santa Inés, Betancuria, 1954), ofrecerá el pregón de las Fiestas de La Peña 2022, a las 20:30 horas de este jueves, 15 de septiembre, en la Vega de Río Palmas. Su elección como pregonero responde a una trayectoria de 45 años desarrollando su labor periodística en Fuerteventura.

Cronista de Fuerteventura, presidente de la Asociación de la Prensa de Fuerteventura y Lanzarote. Enhorabuena por ese nombramiento, acertado, para ser pregonero de La Peña.

Mucha gente me dice, tienes que escribir un libro, pero hay gente para todo, quien se dedica a escribir libros, y yo me dedico a otras cosas. En lo que sí creo es en que debemos cuidar un poco el medio ambiente, y apoyar el cuidado de la historia y del patrimonio etnográfico, animar a la gente a respetar lo que es nuestro patrimonio histórico. Y reclamar que haya más implicación desde la administración. Y no digo que no se haga, pero quizá se pueda hacer un poco más. Necesitamos conocer nuestra historia, para saber hacia dónde vamos, y a donde vamos a llegar.

Un honor ser designado para dar el pregón. ¿Qué nos puede adelantar?

Voy un poco a recordar a personajes que yo he conocido, personas de la Vega de Río Palmas, hablar de algunas vivencias personales que fueron las que me llevaron a mí hasta la Virgen de La Peña. Yo creo que la gente de la Vega del Río Palmas se merece un reconocimiento y un homenaje. No sé si te has dado cuenta que en algunos lugares se hacen fiestas, y la gente se cansa de tanta fiesta. Pero en la Vega de Río Palmas, yo nunca he oído ninguna queja de la gente porque no les dejan dormir, que es un pasear constante de gente, no cabemos. Ellos han aguantado estoicamente, y han sabido mantener viva la llama de una de las tradiciones más antiguas de Fuerteventura, si no la más antigua, que son las Fiestas de La Peña.

¿Cuáles son sus primeros recuerdos de La Peña?

Yo soy del Valle de Santa Inés. Fui criado un tiempo en La Rosa Nueva, en el municipio de Puerto del Rosario, y otro tiempo en Gran Barranco, que es al norte de la Villa de Betancuria. Con La Vega yo nunca tuve nada, porque nos quedaba lejos. Hasta que un desgraciado accidente me llevó allí por. Fue un tío mío el que me sacó de Gran Barranco para evacuarme, porque me partí un pie. Me caí de un burro, aunque parezca imposible. Era un burro grande, y menos mal que no me rompí la cabeza. Mi tío Eleuterio, se llamaba, como yo, hizo la promesa, porque fue una fractura muy fea, una fractura abierta a la altura del tobillo. Y yo fui con él. Te cogía de la mano y entraba de rodillas por ahí para adentro.

Nacido en 1954, ha vivido La Peña en su juventud en los años 70 hasta el día de hoy. ¿Cuánto ha cambiado?

Sí, claro, antes era otra cosa. Cuando yo iba con mi tío para pagar la promesa, cuando tenía no sé, quince años, dieciséis, el problema era conseguir un coche. Yo recuerdo que la noche que fui con mi tío, por cuestiones que no vienen al caso, no pudimos pagar la promesa que había hecho él cuando me partí la pierna. Y entonces yo dije bueno, pues me voy a Gran Barranco -mi tío decía, "ya habrá tiempo de pagar la promesa"-. Metí a caminar, y en ese trayecto de la Vega de Río Palmas a la Villa de Betancuria, no pasó ningún coche que me pudiera llevar. Fíjate que hoy hay guaguas, tienen que prohibir el acceso de coches, porque no caben, y tienes que tener cuidado con los coches que pasan.

¿Las promesas son una costumbre tanto religiosa como popular, no?

Sí, hasta de Lanzarote venía gente. Yo vivía de pequeño en la Rosa Nueva, y en los días previos y posteriores a La Peña, era un ir y venir de gente. De todos esos pueblos del norte y del sur. Pero no en la cantidad que tenemos en los últimos años. Creo que desde que se empezó a hacer esa concentración con el Colectivo Mafasca en Antigua, ha crecido una barbaridad el número de romeros y de romeras. Yo no sé si es por ganas de fiesta, o por fervor religioso. Vamos a suponer que hay un porcentaje de las dos cosas. La gente se congrega ahora es una barbaridad. Cuando yo vivía con mi tío en Gran Barranco, cuando más gente se veía era en la Fiesta de San Buenaventura, en Betancuria, el 14 de julio. Porque es el patrón de Fuerteventura, y en su día era más importante que la Fiesta de la Peña, en concentración de gente, en disposición de medios. Iba la banda de cornetas y tambores, se sacaba el pendón de la conquista.

¿Y cómo es que ha cambiado esa importancia de San Buenaventura a La Peña?

Son el patrón y la patrona de Fuerteventura. Yo no sé cuándo se pusieron, pero entiendo que fueron los frailes franciscanos, que se dedicaban a cristianizar a los aborígenes. Las fiestas del patrón hubo un momento que empezaron a originar conflictos. Era un tema más militar. Se sacaba el pendón de la conquista, y ahí quedó aquel manotazo de un mando de la legión al presidente del Cabildo de entonces, Gerardo Mesa Noda. Y la Fiesta de La Peña, pues iba aumentando. Ese fue el punto de inflexión, la concentración de gente desde Antigua. Y este año creo que va a volver a pasar, porque es que ya no cabe la gente.

Además de Antigua, hay muchos caminos alternativos habilitados, por ejemplo desde Agua de Bueyes o Tiscamanita, y a veces es mejor que ir por la carretera…

Sí, hay un montón de caminos. Por el Valle de Santa Inés, por el Lomo de los Negrines. La gente que viene del norte o del sur, usa las veredas. Algunos senderos no están en el mejor estado, pero por esos lomos no tienen demasiadas afloraciones de piedra, y con cuidado se puede hacer.

Para terminar, ¿un llamamiento del pregonero a los romeros y romeras?

Sobre todo a la gente joven. Hay que tener cuidado y sentido de la responsabilidad con lo que se toma. Cuidado con empinar el codo más de la cuenta, porque hay mucha gente que hace lo que le dicen el bautizo en La Peña. Y ahí llegan las borracheras y los comas etílicos. Ya sabes tú que las primeras son las peores. Si los jóvenes supieran las fatigas que van a pasar, seguro que no lo harían. Y también cuidado con el medio ambiente, sí. Que vaya todo el mundo a La Peña.

 

Eleuterio Brito (Valle de Santa Inés, Betancuria, 1954), ofrecerá el pregón de las Fiestas de La Peña 2022 a las 20:30 horas de este jueves, 15 de septiembre, en la Vega de Río Palmas. Su elección como pregonero responde a una trayectoria de 45 años desarrollando su labor periodística en Fuerteventura.

El Cabildo de Fuerteventura organiza las fiestas patronales insulares, y ha publicado el programa principal en la web de la corporación.

"La gente de la Vega de Río Palmas ha sabido mantener viva la llama de las tradiciones...
Comentarios