jueves 26/5/22

Fue, aseguran a ABC fuentes policiales, una pelea más, de las que suceden habitualmente «todos los fines de semana». Ocurrió el pasado domingo, de madrugada, en la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa, en la comarca del Salnés, uno de los enclaves turísticos por excelencia de la Comunidad. Segunda residencia, además, de no pocos madrileños, que en un número importante han elegido tradicionalmente la zona para pasar sus vacaciones. La novedad reside en que la chispa que prendió la trifulca en la que se vieron envueltos una treintena de jóvenes habría tenido como detonante la pandemia de coronavirus.

Los hechos ocurrieron en torno a las siete de la mañana del domingo. Según ha podido saber este diario, lo que inició el enfrentamiento habrían sido unas palabras lanzadas por un grupo de chicos locales a otros procedentes de la localidad madrileña de Getafe. Los primeros habrían acusado a los segundos de traer consigo el «virus», en alusión al Covid-19 y por haber sido la Comunidad de Madrid una de las más afectadas por la pandemia. Galicia, como contraste, presenta una de las tasas de incidencia más bajas de la península.

policia loc no pasar

Los jóvenes gallegos habrían increpado a los madrileños, a los que instaban a que «se fueran». Era lo que se comentaba en el lugar de los hechos el domingo. Al menos, según la versión de una de las partes en conflicto.

Medios locales, como Diario de Arousa, citan testigos que apuntan a que en el trasfondo de la pelea pudo estar el hecho de que a uno de los grupos de jóvenes implicados se les impidió el acceso a un local. Este medio añade que hay establecimientos que siguen incumpliendo los horarios de forma sistemática, incluso a pesar de las restricciones que se han fijado para contener la pandemia.

Desde este último cuerpo se precisa a este diario que, en total, han sido identificadas un total de 11 personas que participaron en la monumental gresca, y que constaban un total de tres denuncias presentadas.

El asunto sigue abierto. Este lunes están citadas varias personas para que presten declaración, tanto de un «bando» como de otro, así como el portero de uno de los locales de la zona de marcha de Vilagarcía de Arousa. Según han indicado las fuentes consultadas por ABC, fue este hombre quien medió entre unos y otros después de que los citados «comentarios» sobre el «virus» derivaran en un acalorado intercambio de golpes.

Preocupa el ocio nocturno

El ocio nocturno se ha convertido en uno de los principales focos de preocupación para la Xunta en plena oleada de rebrotes en toda España. El presidente en funciones, Alberto Núñez Feijóo, hacía el pasado viernes un nuevo llamamiento a los más jóvenes, a quienes recordaba que si bien ellos pueden no percibir un riesgo en el Covid, por su edad y estado de salud, pueden poner en una situación de máximo peligro a otras personas más vulnerables con las que convivan o mantengan contacto.

«No es una broma», aseveró Feijóo, quien señaló que «el problema es que en el ocio nocturno la gente que acude, con carácter general, es gente joven y sana, probablemente asintomática o que tenga síntomas leves; gente sana, que se siente fuerte» y que desdeña los riesgos.

Monumental pelea entre jóvenes gallegos y madrileños bajo reproches de llevar «el virus»
Comentarios